domingo, 24 de junio de 2012

Cuento bastante pijotero: RAFAEL. TRES


RAFAEL.TRES.

Le escribo mensajes diciendo que revise los mails al sitio donde vende revistas y libros.  Finalmente a las dos semanas contesta.  Lo tiento invitándolo a ver Barcelona-Real Madrid en un bar del centro. Juegan el sábado.
-      No recuerdo la última vez que vine al centro un sábado.
-      ¿Venís durante la semana?
-      Poco. A veces…
-     
-      A veces vengo a revisar las casas de usados.  La última vez encontré un libro de Silvio Frondizi dedicado.
-      ¿Dedicado?
-      Sí. El se lo regaló a alguien y se lo dedico.
-      Y el tipo lo vendió…
-      No creo. Los hijos los venden. Seguro el tipo tenía muchos libros. Venden todo en un paquete y no saben lo que venden.  Por eso hay que darse una vuelta por las casas de usados cada tanto.
-      Y vos los vendes por internet…
-      Sí… y por ahí aparecen revistas de historietas que no entendés donde estuvieron guardadas.
El bar se ha ido llenando. Miento… la mitad de las mesas están libres. La mayoría son viejos.  Hay un grupo de españoles. Chicos.  Tres varones y una chica que se ríen mucho y piden vino –a las cinco de la tarde- uno es del Real Madrid, dos de Barcelona, a la chica no parece importarle.
-      No sé por qué Pedro no juega de entrada.
-      ¿Seguís los partidos?
-      No… no… voy viendo lo que ponen en el diario Marca.
-     
-      Mientras trabajo.
Nunca me pregunta qué hago yo. Ni qué es de mi vida. Y como no me pregunta no le cuento.
Barcelona hace dos goles casi seguidos y lo veo sonreírse y una breve chispa en los ojos.  Hacía años que no lo veía así.
-      Son muy rayadas.
-      Eh… ¿En el partido?
-      No, no…
-     
-      Las mujeres.
-      ¿Cuánto hace que no salís con una mujer?
-      Mmm
-     
-      Desde que se fue Amalia. A ver… doce años.
-      ¿Cuánto hace que no charlas con una mujer?
-      Mmm… no se…
-      ¿Y los hombres no son rayados?
-      Los otros no se… pero las mujeres son rayadas.
-      ¿Vos no?
-      Yo hago mi vida.
No tendría que haberle contestado cuando menciono a las mujeres. Barcelona termina ganado seis a dos y no ha sonreído más.  Se despide enseguida y veo como se sube a un taxi.

No hay comentarios: