miércoles, 5 de octubre de 2011

Hay añós en que los días amanecen torcidos.
Se duerme de a ratos
te despiertan sueños que no deberías tener
inoportunos
arcaicos


todo se interrumpe
nunca se puede terminar nada.

las musas emigran
y las arañas arañan
las paredes no contestan

y la proporción
es uno de 365.