miércoles, 30 de noviembre de 2011

jueves, 24 de noviembre de 2011

miércoles, 23 de noviembre de 2011

viernes, 18 de noviembre de 2011

Sobre el fondo de la entrada anterior

Sobre la entrada anterior:  en una parte del texto comienza a saler un fondo de color y el texto a doble espacio.  Desde anoche estuve probando distintas variantes para que no apareciera... pero no hay forma.  Solamente pude poner el texto en negrita y más grande para que se pudiera leer. rvs

HACER UNA HISTORIETA SOBRE NADA. Uno: Preanuncios caretas.


HACER UNA HISTORIETA SOBRE NADA. Uno: Preanuncios caretas.

Dice un bibliotecario que vive de La Plata, que Gosth World es una historieta que se puede leer una y otra vez porque no tiene tema…  Se puede discrepar y, por ejemplo, afirmar que es una historieta sobre la salida de la adolescencia…  pero eso no tiene la menor importancia, lo que sí la tiene es la idea de que se puede hacer una historieta sobre nada y que una historieta sobre nada puede ser genial.  Y no importa nada si alguien viene a decir que eso no tiene nada de original por que ya se han hecho muchas historias sobre nada en la historieta, en el cine, en la literatura… sobre todo en la literatura.  Creo que el bibliotecario planteaba una historieta que no tuviera acción explicita –y si no era eso en lo que estaba pensando tampoco tiene importancia-, que no tuviera lo que se suele entender por “de acción” o “de entretenimiento” por parte de los que leen y de los que no leen historietas, con menos vueltas que no fuera “de aventuras”… Evidentemente eso tampoco nada de nuevo, hace rato que se viene haciendo.  Lo que si resulta relevante es poder decir “a la mierda, al carajo los que demandan aventuras, voy a hacer una historieta donde no pase nada en los términos de esos que demandan aventuras” (I’m taking to you).  Y no estoy pensando en una historieta con los cuadritos vacios, ni tampoco en un álbum de historietas con las hojas en blanco… aunque sería una buena idea en algunos casos dejar algunas hojas en blanco cada tanto, es más si alguna vez en la vida volviera a escribir guiones de historietas lo haría.  Pero carajo si ya lo he hecho… hojas en negro y hojas en blanco… nunca se puede pensar nada original ni siquiera en referencia a la historia de uno mismo. 

Nada nuevo:

Anoche, a las dos y pico am, después de dejar de leer El guardián del vergel de Cormac McCarthy –que capo que debo ser como dice Mosquito- -careta soy, un careta- había puesto el despertador a las doce y cuarto.  A la diez me desperté y me levanté a mear.  Volví a la cama, me dormí otro ratito y me desvelé.  Finalmente terminé levantándome a las.  Prendí la compu y luego pusé la pava al fuego para prepararme un té.  Iba a hacer té rojo pero me hice té común. Taragüi por que los otros té té no valen nada.  Y entonces me acordé de la vieja que en una fonda de La Gomera, cuando le pedimos té de manzanillas para la griega que se había descompuesto por la forma en que manejábamos con Francis Peron –con quien nos turnábamos en la conducción- por esos caminos sinuosos, nos contestó: “Si es té es té, si es manzanilla es manzanilla”.  Tengo una foto de Francis Peron, pero no puedo subirla y tengo una filmación de ese viaje, pero tengo que pedirle a uno de mis hijos que busque, y encuentre el transformador y el cable para conectar la filmadora y poder ver la grabación del viaje a La Gomera.  Una filmación de mierda porque tres días antes me había comprado esa camarita por tres mangos.  Ahora hace años que no filmo nada. Ya no hay nada para filmar.

Como ven nada de nada, una historieta, una historia sobre nada puede llegar a ser como un diario de Funes el memorioso.  Pero tampoco pretendo hacer una cosa experimental.  Estaba kraneando que una historia de este tipo se podría hacer copiando y pegando distintos comentarios del feibú.  No sean putos y no me afanen la idea. Aunque seguramente ya no quedan ideas.

 

       Entonces mientras ponía el agua en la tetera me acorde de la boca húmeda de una amiga, a la que no veo hace años, a la cual en mis sueños, hacía un rato, besaba y a la cual nunca bese en la boca.  No sé si se nos habrá cruzado alguna vez.  No… no voy a decir quién.  Pero ocurría en la inauguración de un museo en otra ciudad.  Otra ciudad eso está bueno.  Una parte de nada marcha a otra ciudad.

       A continuación llevé la taza de té y un paquete, empezado, de galletitas de agua, al banquito que está al lado de la compu y abrí el feibú y después los mails, más tarde los diarios, incluyendo el Marca de Madrid y el Sport de Barcelona (si no ves los dos no entenderás nada).  Mientras descendía rápidamente por la columna del feibú pensé que mi estomago había ido mejorando.  No había tomado cerveza desde la primera semana de agosto, todos sabemos que ahora estamos a mediados de noviembre, y el viernes pasado tomé cerveza, tomamos, el sábado de nuevo, y el lunes al mediodía de nuevo, fue demasiado para mi estomago.  Nada grave sólo se sintió ofendido y me dio algo de acidez y me tuve que ir a leer al baño, nada grave pero ofensivo para un estomago acostumbrado a una dieta livianita, que había dejado de recibir alcohol por unos meses.  No hace falta que explique porque, es un dato, a fact.

       Mientras miraba los post me paso por la mente que quería escuchar el adagio de Albinoli, y como ya había prendido el emule porque quiero ver si baja Eerie, Indiana de Joe Dante (mis hijos me dijeron que esta serie y Twin Peaks de Lynch son las únicas series de autor según alguien, puede ser que no me lo hayan dicho los dos sino uno de ellos y luego el otro me haya observado  que por el hecho de no conocerla sería una especie de marciano). Y maldición eterna para quien lea estás páginas. había un solo link al adagio… del que hace un tiempo había bajado una docena de versiones, pero vaya a saber donde están ahora… los discos duros se van, se van… los cds y dvs no duran mucho.

       Soñaba que besaba a mi amiga y que mi lengua acariciaba su paladar, como si fuera la lengua más larga del mundo que informaba el titular de algún diario en internet que vi más tarde.  Claro que después tuve que trabajar.

 

 


viernes, 11 de noviembre de 2011

Publicamos una historieta con Nacha Vollenweider en la revista Clitoris (CABA como le dicen ahora a Baires)... Comentario de Andrés Valenzuela

http://avcomics.wordpress.com/2011/11/11/10134/

Dice Andrés:


"Domingo, por Roberto von Sprecher y Nacha Vollenweider (la dupla de Ruta 22) ofrece un gran laburo. Quizás porque es el menos obvio en su postura, por eso mismo también es el más abierto a dispares (e interesantes) reacciones. A proponer una discusión interesante. Narra el encuentro de dos amigas con sendas posibilidades de algo que, es posible intuir, es el ejercicio sobre su propio deseo/cuerpo. Pero la cuestión no está totalmente clara y en esa ambigüedad se da lo mejor de esas páginas."