viernes, 28 de enero de 2011

Ruta 22 (anexo)


Ruta 22

Anoche y esta noche he leído por primera vez (todo junto, todo seguido) el álbum de historietas (Ruta 22) que hicimos con Nacha. Ella dice que es nuestra hija, demoró nueve meses, con el Viñetazo y otras historietas cortas entre medio.

La he leído dos noches, de corrido, despacio, y cosa que casi nunca me ocurre, casi estoy satisfecho con la historia, si no fuera mía diría que la historia está buena.  Quizás entonces no debería volver a escribir nada. Como cuando pinté con acrílico hice cuatro pinturas que me gustaron y no volví a pintar más, de haberlo hecho seguramente hubiera estropeado lo anterior. Ninguna hubiera estado tan bien.

En realidad no se si estoy satisfecho con la historia o es que la historia me hace mierda cada vez que la leo. Aunque sólo parte de la historia sea real el personaje, Marcos, soy yo.  Nacha me dibujó a mi y la historia  termina como ese viaje moribundo a Bahía Blanca en 2008, cuando la tía Lily estaba agonizando.

Nacha me pidió que le hiciera un guión a fines de 2009, y, en 2010, después de hablar por teléfono, o mandarnos mail, nos juntamos en El Ateneo (por supuesto ella pidió una birra). Todavía se acuerda de que se me escapo alguna lágrima cuando le contaba la historia que pensaba que podía ser.

Le había preguntado, si tiene que haber sido por mail, que tipo de historia le gustaría y ella me dijo que como Ford 35, una historia que había escrito en mi blog y que se corresponde bastante con el episodio dos de Ruta 22.

El que iba a ser el primer episodio, que Nacha dibujo de nuevo con otro estilo menos plástico, más entre historieta y plástica, entre el boceto y el terminado (ese es su estilo)… él que iba a ser el primer episodio terminó siendo el último.

Es una historia triste, para mí al menos.  Cada vez que la leo termino lagrimeando.  Si yo soy el personaje podría decir, como leí en algún lado, una vida inútil.  ¿Lloro por todo lo que recordé en ese viaje moribundo y/o por que mi vida ha sido una vida inútil?  Sería pretencioso afirmar que fue útil. ¿Al fin y al cabo alguna vida es útil…?


No hay comentarios: