domingo, 6 de junio de 2010

Ensayos después de no almorzar


¿Será tan frecuente que uno tenga que concluir que es un boludo absoluto? Aunque haya gente que te diga "no sos un boludo, por que lograste ésto ésto ésto y aquello", y en realidad me importa un corno ésto, ésto y aquello, me importan un corno investigaciones, doctorados, que reconozcan alguna dedicación al trabajo. Nada me quita que sea un boludo y continúe cometiendo continuamente boludeces. Digamos es una boludez ontológica y existencial. No se limpia con nada, no se saca con nada, irremediablemente estás condenado a hacer las cosas equivocadas en las cosas que te importan, todos los días te levantas equivocado, todos los días.