martes, 1 de junio de 2010

Ensayos matinales

Sigue así, ser despreciable, más que despreciable, de sueños míticos, útopicos, que nunca sienta cabeza ni piensa hacerlo,se que entonces alguna secta poderosa me condena y me seguira condenando. Y yo mismo colaboro en el castigo. Pero, no es masoquismo es estupidez. El masoquista goza, yo no.  Me impongo sufrimientos por mi insenatez, por mis pensamientos insensatos.

Ensayos matutinos

Me quedé dormido, hice llegar a mi hijo tarde a la Escuela, para mi ética protestante versión laica, eso es una falta grave. Me he puteado a mi mismo, con esmero y ahinco, me he vaticinado castigos terribles por falta tan grave.
Anoche no dormía y me dolían los callos de las cuerdas vocales (claramente relacionados con hablar muy fuert...e ayer), supongo que como siempre se me va a ir pasando durante el día.
Ademàs un pantalón que tenía que ser puesto rápido para no llegar más tarde se había esfumado, fuí al cajero y no tenía plata. Eso más eso otro y aquello, hacen que está mañana me sienta con "desazón existencial", con un estado del alma turbulento y rastrero. ¿Es verosimil todo ésto? Bueno, hay día que empiezan como la mierda y terminan como la mierda. Lo mejor sería que no me desplace mucho, aunque tengo que ir a la facu a la tarde.