sábado, 18 de diciembre de 2010

Todo es Historia. 1.0

Cuando lo mataron a Rucci celebramos alborozados. Casi me abrazo con el Gordo Cortona. Claro que no lo hice por que por entonces los hombres, salvo que fueran familiares y se tuvieran afecto, no se abrazaban ni se daban besos en la mejilla.
Y le dije al Gordo lo que todos decían: "Muerto el perro no se acabó la Rabia" que luego fue tapa de una revista que creo se llamaba Ya! y, de nuevo creo, había reemplazado a Descamisado.

No hay comentarios: