sábado, 3 de julio de 2010

59


59

El año pasado escribí un texto -58- sobre todos mis muertos, no… sobre algunos de mis muertos.  Quedo como un “texto literario”. Este año ha sido muy distinto y está siendo muy distinto este mes, en particular, entonces no puedo hacer nada que se parezca a un cuento:

  1. Cuando voy a decir cuantos años tengo casi siempre estoy por decir sesenta, ergo si digo cincuenta y nueve bien puedo decir sesenta, y si digo sesenta digo gente ya falta poco para que puedan ir a mi cremación.  No… no… ya falta poco para que se enteren de que fui cremado sin haber sabido que me iban a cremar. 
  
  1. Desgraciadamente mi cuerpo me dice que tengo 59 y mi mente no se adapta e insiste en que tiene veinte y pico o treinta.


  1. ¿Dónde mi cuerpo me dice que no tengo 25 o 30?
-         En que juego un partido de fútbol, sin precalentar por supuesto, y tardo dos meses en recuperarme, y no voy a que un médico me vea las rodillas por que seguro me va a querer hacer operar (claro que lo de las rodillas tiene que ver el fútbol).
-         En que mi pelo está como el de Papa Noel.
-         En que me canso un poco y como las rodillas tienen un jueguito no puedo caminar tan rápido como antes.
-         En que 29 años de docencia me han destruido la garganta, tengo callos en las cuerdas vocales y es crónico e irreversible. Entonces dar clases no es una tortura, pero si lo es el estado en que quedo después de darla.

  1. ¿Por qué siguen funcionando las hormonas y el resto?  No tendrían que detenerse a esta edad, para que uno lleve una vida espiritual y boluda. Mis hormonas siguen funcionando eso es malo. Los médicos deberían recetar algo para eliminar la libido a partir de cierta edad.

  1. Por eso estoy bebiendo vodka. Buen vodka.

  1. Llegando a esta situación me parece, como me pareció siempre que la cuestión de “prolongar la vida humana” es una cuestión que sobre todo interesa a los laboratorios que se interesan por sacarle guita a la gente que se cree el verso
Sobre que es bueno “prolongar la vida humana”.

  1. Evidentemente me parece una boludez que haya gente que quiera seguir viviendo a partir de cierta edad.  Me parece que cuando se empieza a acentuar la distancia entre la edad mental y física es momento de cerrar persianas.

  1. Claro, evidentemente un problema es que la mayoría de la gente tiene más edad mental que física. Cumplen cuarenta pero tienen ochenta en la cabeza, cumplen ochenta y tienen doscientos en la cabeza y entonces es lógico que no puedan ver nada claramente.

  1. No se adonde voy ni adonde quiero llegar con esto. Como la vida: no se adonde voy ni adonde quiero llegar.

  1.  Si subo cosas como estas al facebook, empiezan ex alumnos con que me quieren, que fui su mejor profe, que me quieren por que yo les tiraba tizas y decía malas palabras. Pero, todo es en pasado, ya no puedo dar buenas clases. Tengo que usar micrófono y el micrófono me impide hacer el teatro que es necesario para la buena docencia.


  1. Si tengo en claro que como tengo la garganta está hecha pelota no quiero laburar más en la facu, pero hay hijos que ayudar y me quedan seis años para jubilarme y entonces tengo que aguantar.

  1. Escribí, hace poco, de tal forma que pareciera una pelotudez de un borracho: “Siempre estamos solos y no hay amor eterno”. Ninguna novedad, lo se desde que mi cuerpo tenía veinte y pico.


  1. ¿Para que escribo? Probablemente por mis dedos piensan, como ya dijo alguien sobre los periodistas, y no puedo evitar que se deslicen sobre el teclado. Es lo que quería hacer en la vida: ser escritor. Pero, no de textos académicos. Ah… ya está por salir un nuevo texto académico que hemos escrito con el equipo. Ves…

  1. Bueno, este año estoy escribiendo guiones de historieta de nuevo y he hecho una amiga en serio, hace mucho que no tenía una amiga nueva en serio.

  1.  Otra cuestión importante es que Paúl esta viviendo de nuevo conmigo, es muy bueno, salvo los días que me tengo que levantar a las siete menos cuarto para llevarlo al acelerado. Y claro que la cosa se pone rispida cuando menciono la escuela y se enoja o cuando discutimos sobre dos películas de John Carpenter, que para él son genial y que para mi son un moco.

  1. Pero me quejo de que el mundo me trata mal por que he tenido que trabajar como una bestia, hacer doctorado, escribir libros, tengo 29 años de docentes, el sueldo no me alcanza para llegar a fin de mes, ya hace dos meses que estamos, con mi hijo Paúl, a arroz, fideos y polenta. Y Paúl me dice que debería haberme hecho colectivero. Tiene razón.

  1. Enseguida me dirán que soy un privilegiado por que podría haber sido un homeless en Groenlandia. Vayan a cagar con ese argumento.


  1. Bueno, pero ya nada importa, lo que me preocupa es que mi familia es longeva por ambos lados y no desearía vivir mucho más. Sólo lo necesario para que mis hijos terminen de estudiar.

  1. Ya cincuenta y nueve son suficientes. Andrés Caicedo se mató a los veinticinco por que no quería ver su degradación. Claro que yo no puedo matarme, tengo hijos… y bueno después tendrían que ir al psicoanalista y si estoy muerto no podría pagarselos.

  1. Lamentablemente el año que viene voy a tener que escribir una “nueva entrada” que se titule “60”, salvo que venga el Apocalipsis, me pise un colectivo, me mate un alumno bochado por décima vez o me falle el corazón.

  1. No estoy inspirado, en un día en que nos demostraron que tenemos grandes jugadores pero una bosta de equipo, y un día en que Paraguay perdió ocho minutos antes del alargue no puedo estar inspirado.

  1.  Claro somos un país que tiene algunos buenos jugadores pero es una bosta en su funcionamiento de equipo.

  1. Julio 3, 22:51.  No era lo que pensaba escribir pero es lo que escribí.

  1.  Robertovs

4 comentarios:

Gago dijo...

Feliz 59 profesor von Sprecher!!
Sebastian Gago

rvs dijo...

Gracias Seba. Bueno, no creo que 59 puedan ser felices, son demasiados. Para que no jodieran en el face puse 28 de febrero, mi sobrina Paulita de Allen pone entonces "tio a mi no me cagas, no cumplís el 28 de febrero!", o parecido...

Cinéfilo.- dijo...

Se me pasó volando, no lo tuve en ceunta, o bien, ni siquiera lo supe. Entonces corto el prólogo y felicito a su persona en este 59º aniversario de vida. Quizás mas a su cuerpo que a su mente.

A mi me pasa algo que no es parecido, pero algo de relación tiene que tener. Tengo 23 años de vida, mi cuerpo tiene como 30 y mi mente 14...

Pero no vine a hablar de mi. Ni brindarle condolencias. Lo que mas me llamo la atención fue el punto 19, puede ser mas irónico de lo que parece. Y si lo veo en algún lado fuera de contexto, me causaría muchísima risa.

Pero como esto se trata de vos, lo único que et mando es un gran abrazo por tu cumpleaños y te mando una caja con un buen par de huevos para seguir aguantando!

Salud!

rvs dijo...

Efra: Ahora, acabo de ver cual era el 19... No era tan irónico. Lo de Caicedo a los 25 me parece una exageración... pero llegar mucho más allá de los 60 también. Incluso ahora, antes de que comience el deterioro serio. Un abrazo. Roberto