martes, 1 de junio de 2010

Ensayos matutinos

Me quedé dormido, hice llegar a mi hijo tarde a la Escuela, para mi ética protestante versión laica, eso es una falta grave. Me he puteado a mi mismo, con esmero y ahinco, me he vaticinado castigos terribles por falta tan grave.
Anoche no dormía y me dolían los callos de las cuerdas vocales (claramente relacionados con hablar muy fuert...e ayer), supongo que como siempre se me va a ir pasando durante el día.
Ademàs un pantalón que tenía que ser puesto rápido para no llegar más tarde se había esfumado, fuí al cajero y no tenía plata. Eso más eso otro y aquello, hacen que está mañana me sienta con "desazón existencial", con un estado del alma turbulento y rastrero. ¿Es verosimil todo ésto? Bueno, hay día que empiezan como la mierda y terminan como la mierda. Lo mejor sería que no me desplace mucho, aunque tengo que ir a la facu a la tarde.

No hay comentarios: