sábado, 30 de enero de 2010

RICARDO HERNANDEZ

Hoy me enteré que el martes murió Ricardo. El martes murió Ricardo Hernández. Y apenas habrán publicado unas líneas en las necrológicas del diario regional. Y mi madre habrá pensado en su primo Pepe y en, lo que siempre dice ella: que los hijos no se deben morir antes que los padres.
En mi infancia su placard era un tesoro de historietas y de colecciones de estampillas. Discos que en otras casas no se escuchaban. Su placard tenía los tesoros que no existían en las otras casas de las chacras. En la mayoría ni el diario entraba.

¿Cuánto de lo que soy se lo debo a Ricardo?

Hacía bastante que no lo veía. La última vez me regaló algunas revistas de historietas y me advirtió que de las “Fantasía” había recortado “El cabo Savino”, las que coleccionaba.

Me avisa mi hermana que el martes murió Ricardo. El martes murió Ricardo Hernández. Y pronto será apenas unos retazos de recuerdos para unos pocos.

viernes, 22 de enero de 2010

ANONIMO

Poema a nuestro gran cazador
Por Alundra

Cuando te vi por primera vez no lo podía creer
Cuanto te iba a querer al ver tus piernas mover

Cuantas penas has pasado y por ello has sido bien pagado
Unas piernas nuevas la isla te ha dado.

Con tus cuchillos nos encantaste
Con tu calva nos iluminaste y
Con tu cruel vida al corazón nos llegaste

Con tu valentía y tozudez un gran amante llegaste a ser
De tu gran isla la que con pena te sintió perecer

Gran Locke donde te has metido
Un clon malvado nos han dado
No puedo sentirme mas defraudado

Aunque tu corazón no palpite
Con el recuerdo que nos dejaste
Serás recordado para siempre

Larga Vida John