miércoles, 24 de junio de 2009

AMIGO

Hoy, al mediodía, me encontré con un viejo amigo, en el centro, y tuvimos tiempo para tomar un café.
Yo sabía que estaba con cáncer y las últimas noticias eran que parecía estar bastante mejor. Como en otros casos, de otros amigos, no me animé a llamarlo ni fui a verlo, me pongo mal en esas situaciones y para que vamos a amargar más al otro.
Entusiasmado me dijo que estaba yendo a la hemeroteca de la legislatura a leer los diarios de principios de siglo, trabajando en reconstruir la historia del deporte cordobés. Me contó que cuando, en 1905, fundaron a Belgrano jugaban entre ellos por que no había otro club de fútbol. A los años se fundó Universitario y pudieron jugar con otros. Que en sus comienzos la liga de primera tenía seis equipos y la be cuatro. Por entonces cada equipo se anotaba donde le parecía que mejor calzaba.
Me contó de la muerte de su madre un día antes de que volviera de España. Había ido a visitar su familia en Málaga. Yo le hablé de los dos días que pasé en Zaragoza en la casa de un querido amigo común y hablamos él.
Era el mismo de siempre con muchas más canas. Cuando fue mi alumno creo que no tenía ninguna. Puede que algunas cuando hizo las rejas para casa.
Después resumió la historia de su cáncer, de las dos operaciones y de los medicamentos y me dijo que mañana le dan los resultados de los últimos análisis. Si no vuelve a aparecer nada del cáncer, como en el anterior, va a festejar.
RVS

FEDERICO REGGIANI: SIGUE EL LIBRO DE POEMAS DE LOST


"Problemas técnicos"

El único verdadero problema
para un poeta
es saber cuándo cortar el verso
y pasar al renglón
siguiente.

El único verdadero problema
para un narrador
es saber cómo hacer de Sawyer
un marido ejemplar.

Federico Reggiani