miércoles, 28 de octubre de 2009

CODIGO


Código

Apenas entre en la adolescencia y durante los veinte años siguientes, si uno, arbitrariamente, fijara el fin de eso que suelen denominar etapa, a los treinta, cometí tantas estupideces que me da vergüenza pensarlas y más aun trata de relatarlas. No eran las llamadas cagadas que suelen hacer los adolescentes, desde hacer añicos el auto del padre y salvarse milagrosamente saliendo por el único hueco que quedó en una masa de hierro retorcido. No tampoco fue que dejara embarazada a ninguna chica, lo cual justamente era imposible por el tipo de estupideces que cometía.
Por citar un ejemplo, estuve meses enamorado de una compañera de la primaria. La adoraba, para mi era un ángel, pero a medida que pasaba el tiempo no lograba avanzar en nada y me la imaginaba cada vez más perfecta. A la salida de la Escuela caminábamos hacia nuestras casas casi por las mismas cuadras, siempre por separado. Hasta que un día, con una decisión que me hizo transpirar en frío como si hubiera muerto le dije “voy con vos”. Y el pelotudo, el gran pelotudo, cuando iba llegando a la esquina donde los caminos se separaban no tuvo más feliz idea que preguntarle “¿No te querés ser mi novia?”. ¿Para que? Ni me miró, ni me contestó, siguió su camino y yo entré a mi casa con la cara tan roja que mi madre me tomó la fiebre. Seguí con fiebre durante dos meses esperando que me respondiera, aunque fuera un “no”. Un “no” hubiera significado al menos que me dirigiera la palabra, una palabra. Pero, termino el año y jamás me habló ni se digno a mirarme. ¿Debería haber acuchillado su corazón con un golpe certero, escalpado su cabello y tirado su cuerpo desmembrado y distribuido en bolsas para residuos de alta densidad, al medio del Río Negro, para que la corriente la arrastrara hasta el mar y fuera devorada por los tiburones? No lo hice. Qué desgracia que entonces no existieran Dexter ni las novelas del inspector Wallander.

Bochornos y bochornos, cuantas, negativas, cuanto desatino de enamorarme siempre de las personas equivocadas. Aunque luego tuve la certeza de que hubiera estado equivocado de enamorarme de cualquiera. No tenía posibilidad alguna.

Quizás por la falta de amores correspondido termine casándome con la primera que me dio bolilla, y para esto ya acaba de terminar la universidad. Luego llegue a la conclusión de que sólo había aceptado mi propuesta, y mantenido relaciones sexuales disimulando su asco en forma de fingidos orgasmos, para poder aprovechar la beca que acaba de recibir para ir a Italia, beca que incluía el pasaje y un sustancioso cheque de ayuda económica para la esposa. Por supuesto que apenas pasada la aduana la perdí de vista. ¿Debí ahogarla introduciendo su cabeza en el inodoro del avión y clavándole un alambre, que de casualidad estaba en el suelo en el cerebelo? ¿Debí haberla buscado y torturado durante interminables noches sin dejarla morir nunca?

De los treinta a los cuarenta viene una segunda adolescencia. Podría haber aprendido pero al parecer mi estupidez con las mujeres era congénita, genética se diría ahora. Aunque empecé a barajar las hipótesis de que las genéticamente cretinas fueran las mujeres. Pero ahora he visto las tres primeras temporadas de Dexter y la maldita rubia, que dice estar perdidamente enamorada de mi, no sabe el castigo que le espera por todos los crímenes que cometieron las que le precedieron. Claro que no es el código de Dexter, el mío es más complejo.

Foto Vivian Meir

9 comentarios:

ALICIA dijo...

Profe!!!!es un cuento o es una historia real???Igual está fantastico, me encanto la forma de relatarlo;pero un poco bastante triste.
p/d: puse su nombre en el buscador de google y aparecieron un monton de blogs y páginas. La maravilla de internet!!

rvs dijo...

Hola Alicia: solamente por el nombre no me doy cuenta quien sos. No encuentro otros datos en tu perfil.
Es un cuento, que como en casi todos, tiene algunas cosas reales, en la mayoría de los cuentos tomo algo que sucedió y luego deliro hacía cosas que no sucedieron. Y sí es triste, casi todos los últimos cuentos son tristes... seguro tiene que ver con los fracasos, malentendidos, errores, soledades, etc. Pero son cuentos.
Roberto

ALICIA dijo...

Geniales sus cuentos entonces!!
p/d: ya le puse datos a mi perfil; igual no se va a dar cuenta porque con tantos alunmos que tiene en la eci creo que es un poco imposible saber quien es quien.

rvs dijo...

Gracias Alicia pegame un grito cuando me cruces en la eci, siempre ando en la luna...

Gago dijo...

Lo había leído hace varios meses. Ahora lo hice más detenidamente, y está muy bueno, sobre todo esa impotencia del personaje, esa incapacidad para ser perverso y concretar al menos algún tipo de venganza. Es la imposibilidad de malicia lo que lo condena del todo.

Aruky dijo...

esto es una obra maestra! GENIO!!!

rvs dijo...

Aruki: si fuera un genio no estaríaacá, el que le pega es Gago: soy un boludo (tenés razón Seba, he fallado en la vida por que me ha faltado malicia, aunque me la propusiera no la cargo conmigo... frustrante).

Aruki: Tengo un librito publicado, creo que quedan en Llanto de Mudo, Galería Cinerama, que justamente se llama QUE BOLUDO, lo cual me define existencialmente.

Roberto

Aruky dijo...

no, ningun, nada de nada.. no se lo acepto, ademas, que no se le reconosca no quiere decir que no lo sea, existen muchas mentes brillantes que no "la pegan" como usted dice, sino que hay de Becker que se paso la vida escribiendo, no saco un mango y ensima Campillo le corrigio las obras como el traste, o Shakespiare, que el pobre vivia en un altillo y trabajaba en una especie de escribania hasta que decidio ir a la ciudad y al final seguia cagado de hambre,además, le confieso que logró que mi nobio se quede un viernes a la noche leyendo literatura y eso no lo consegui en 4 años jaja ni con buik 8 de stifen king, asique, para mi, es un genio y punto.
Sinceramente usted logra en unos pocos renglones pasearme por casi todas las hemociones, ternura, felicidad (me hace reir mucho), enojo, profunda tristeza, y mucho mas. Creo como futura escritora, aunque que se yo cuando uno se resive de escritor, jaja ando a la mitad de una novela y ya me escribi un larguiisimo libro de poesia, y uno de relatos o mas bien reflexiones, igual... ya estaba divagando denuevo.. creo que lo mejor de escribir es generar eso en el otro, me emosiona ver como el que lee mi novela re rie o se pone muy serio o se enternece, me lleno de preguntas..¡habra entendido lo que quize decir? y a veses me muestran cosas que ni pense que habia querido decir, lo que quiero decir es que para mi un buen escritor es el que genera algo en el otro y usted genera eso, y me encanta y lo felicito, espero nunca deje de escribir!!!
besos enormes!

rvs dijo...

Aruki: horario de cierre. Muchas gracias. Y yo creo que mejor cambio la perspectiva, no me interesa que me reconozcan, lo poco que puedo lo hago por que me produce placer escribir y bueno si a alguién le gustan doble placer.

Es como si un necesitara sacarse las historias de adentro y las lanza a la red sin saber que va a pasar, con que los lean y les gusten, les causen sensaciones a uno o dos o tres ya está... por ahí es más de lo que uno espera...

También me produce placer hacer guiones de historietas como he vuelto a hacer éste año.

Felices sueños. Roberto