viernes, 26 de junio de 2009

perdón me olvidé de ponerle figurita al poema de Fede



otra vez Kate

te hace gracia Kate?

la cargan por los hombros anchos
a Kate

Las piernas
de Kate
son medias fuleras

Pero que le vas a hacer...

Federico Reggiani: otra para EL LIBRO DE POEMAS DE LOST

Puedo hacer predicciones más precisas
sobre el resto de mis años por vivir
que acerca de la sexta temporada
de una serie que dan en la teve.

(O, para ser precisos,
que dan en algún lado
y que llega a mi casa
por métodos absurdos
que viaja por un cable
hasta un aparatito
y después por el aire hasta mis ojos).

Es razonable, creo.
Puedo hacer predicciones más precisas
sobre aquello guionado
por más de dos mil años de cultura
que sobre lo guionado
por cien años de un género.

Federico Reggiani

ELECCIONES

En las primeras elecciones que recuerdo, mi padre y mi madre se iban para el pueblo con el voto en blanco preparado. Tengo la sensación de que hacía frío. Se iban bien vestidos. Mi viejo con la corbata perfecta y engominado. Mi vieja seria.

miércoles, 24 de junio de 2009

AMIGO

Hoy, al mediodía, me encontré con un viejo amigo, en el centro, y tuvimos tiempo para tomar un café.
Yo sabía que estaba con cáncer y las últimas noticias eran que parecía estar bastante mejor. Como en otros casos, de otros amigos, no me animé a llamarlo ni fui a verlo, me pongo mal en esas situaciones y para que vamos a amargar más al otro.
Entusiasmado me dijo que estaba yendo a la hemeroteca de la legislatura a leer los diarios de principios de siglo, trabajando en reconstruir la historia del deporte cordobés. Me contó que cuando, en 1905, fundaron a Belgrano jugaban entre ellos por que no había otro club de fútbol. A los años se fundó Universitario y pudieron jugar con otros. Que en sus comienzos la liga de primera tenía seis equipos y la be cuatro. Por entonces cada equipo se anotaba donde le parecía que mejor calzaba.
Me contó de la muerte de su madre un día antes de que volviera de España. Había ido a visitar su familia en Málaga. Yo le hablé de los dos días que pasé en Zaragoza en la casa de un querido amigo común y hablamos él.
Era el mismo de siempre con muchas más canas. Cuando fue mi alumno creo que no tenía ninguna. Puede que algunas cuando hizo las rejas para casa.
Después resumió la historia de su cáncer, de las dos operaciones y de los medicamentos y me dijo que mañana le dan los resultados de los últimos análisis. Si no vuelve a aparecer nada del cáncer, como en el anterior, va a festejar.
RVS

FEDERICO REGGIANI: SIGUE EL LIBRO DE POEMAS DE LOST


"Problemas técnicos"

El único verdadero problema
para un poeta
es saber cuándo cortar el verso
y pasar al renglón
siguiente.

El único verdadero problema
para un narrador
es saber cómo hacer de Sawyer
un marido ejemplar.

Federico Reggiani

domingo, 21 de junio de 2009

Malditos guionistas


I
Vimos esta noche,
de nuevo,
de nuevo,
los capítulos uno,
dos
y tres
de Lost.

Guionistas culíados
al Sawyer que diseñaban:
patotero
paranoico
ladrón
El malo de la serie...

No sabían
como les iba a salir

Y ese Jack
una cagada presuntuosa
mejor como pelotudo en la quinta

Y la rubia tarada
perfecta en el papel
de rubia tarada


II
Y enseguida empezaban a mentir
a no contar

Lost siempre tuvo
mentiras
mentiritas
y mentirotas

jueves, 18 de junio de 2009

Libro de Poemas de Lost. Entrega del 18 de junio.


Por qué
ese comienzo
con el ojo de Jack
desmesuradamente abierto

si apenas
se había tomado
un vodka pequeñín
no como los whiskies
que pienso tomarme esta noche

Y al pobre Sawyer
lo muestran apenas un instante
diciendo claramente: este es el villano
ojo que este es un tipo mal entrazado
y seguramente torcido…

Y Jack ya se quiere versear a Kate
y le cuenta la cagada que se mandó en su primera operación
y que contó
uno dos tres cuatro cinco
y no cuenta,
sucio versero,
que fue su padre,
fantasma errante,
fue quien lo hizo reaccionar
y contar
uno dos tres cuatro cinco,
cosa que sabremos varias temporadas después

Sí… Sí…
He vuelto a ver el primer episodio
ahora en inglés subtitulado
y si uno lo piensa,
allí,
parece como si el humo negro
hubiera cagado.

Calculos pijoteros

Cálculos Pijoteros

Si enero tuvo 31 días, 28 febrero, 31 marzo, 30 abril, 31 mayo y van 18 de junio tenemos la preciosa cifra de 169 días. Esos días son los que han transcurrido desde que se inició el 2009.

De esos 169 días tres los utilicé para realizar los informes anuales de la facultad, nueve para llenar el soft para la Categorización de los docentes, veinte para preparar la parte de contenidos y las copias de certificados y trabajos para el Concurso de Teorías de la Comunicación II. Sumamos 31 días. Cifra redonda: un mes largo.

Cada día estuve con los mails dos horas diarias, de las cuales una y veinte minutos fue utilizada para resolver cuestiones de la investigación, contestar consultas que los alumnos podrían haber hecho en los horarios correspondientes en el Bar en que atiendo alumnos martes a las 18:10 Hs, para leer mails de la facultad, enterarme de que había que cambiar por sexta vez el soft para las categorizaciones. Etc.. Sumamos y obtenemos la cifra de 164 horas con 53 minutos. Los que vendrían a ser casi siete días.

Ya tenemos un total de un mes y una semana sobre casi seis meses. No hace falta que agregue el tiempo haciendo cola en el banco, en pago fácil, viajando al laburo, y los etcs que se les ocurran. En menos de seis meses un mes y siete días han sido desperdiciados. 28,48% de mi vida… ¿Y pretenden que el 28 de junio me levante y pierda dos o tres horas más?

(Cómo soy muy burro para las cuentas puedo haber cometido algún error, no quiero perder tiempo calculando si he cometido algún error)

sábado, 13 de junio de 2009

TOMB RAIDERS



Hoy tuve que esperar dos horas por un certificado y pude escribir algo...

TOMB RAIDERS

- Me voy. Ya que estoy en el centro me doy una vuelta por la de usados de la vuelta.
- Si pasas más o menos seguido se suelen encontrar cosas buenas.
- La semana pasada me compré uno de Pynchon por diez pesos.
- ¡No! ¡Qué hijo de puta!
- Yo encontré la primera edición de “Dar la cara” de David Viñas.

Cada uno rememora su figurita difícil. Andrés me acompaña, llegamos de tres zancadas y empezamos a revisar los anaqueles. Miro cuidadosamente, no a los títulos, sino a las ediciones. Los libros nuevos o las traducciones ignotas de autores con derechos vencidos en colecciones berretas no me interesan.

- La semana pasada vendieron un ejemplar de la primera edición del “Ulises” en casi medio millón de dólares. Como lo prohibieron el tipo lo había metido en una caja y ahí seguía.
- Sólo había leído el monologo de Molly Bloom. Era de esos libros viejos en los que había que cortar las páginas.
- Una amiga mía vio “La vuelta al día en ochenta mundos” en mil quinientos pesos, en Buenos Aires… Guardé el mió en una bolsita.
- Mira esta edición de Kraft de “La educación sentimental”. La tengo en Ediciones de Bolsillo. Si fuera coleccionista me la compraba para invertir. Mira la encuadernación en cuero y ha conservado la tapa original…

Miro en los cajones en donde tienen a los policiales. No hace falta moverlos, están llenos de tierra, los distingo por el formato, el tamaño… Veo un librito con tapa naranja finita.
- “Variaciones en rojo” de Walsh.
- ¡Uh! ¡Se ha muerto un viejo! Definitivamente se ha muerto un viejo…
- - ¡Seis pesos! ¡Y es la primera edición!

Seguimos revisando encuentro “Gambito de Caballo” de Faulkner en Colección Piragua de Sudamericana. Y por vicio me llevó una edición viejísima de “Una excursión a los indios ranqueles”.

- Definitivamente se ha muerto un viejo.
- ¡Qué hijos de puta! Se muere el padre, embalan toda la biblioteca y la liquidan por tres mangos.
- Sería preferible que se los regalaran a los amigos.
- No tienen idea…
- Espero que mis libros no vendan mis libros cuando me muera.
- No. Te los van a vender antes de que te mueras.

Ya no nos alcanza la guita para más. He agregado “Viaje a América de Chateauriand”, una edición del 44 con ilustraciones, y relatos de un cazador de Turgueneff en la vieja colección Austral. Pagamos y vamos saliendo.

- Me acuerdo cuando se encontraban buenos policiales en la colección Rastros. Goodis… Una vez me compré “Cosecha roja” en Rastros…
- Ahora los tipos se están avivando. A veces ponen precios altos. El otro día, en la Colón, tenían revistas Misterix de la primera parte de los cincuenta y pedían mucha guita. Decían que por Internet cuestan el doble.
- Mariano Chinelli dice que Internet ha distorsionado el mercado por que compran desde Europa con euros…
- Depende de quien los reciba y los marque. El tipo que le puso el precio al de Walsh no tenía idea.

En casa reviso los libros. Los limpio cuidadosamente. “Relatos de un cazador” tiene una firma larguísima de la que se alcanza a distinguir el primer nombre, “José”, y el segundo apellido “Marechal”. Marechal… “Viaje a América” tiene estampado un sello: “Luis Orlando Toledos y Toledo” y más chiquito abajo “Toledo”.
Había uno muy bueno, pero estaba dedicado “A la pichona más linda de Córdoba…”. No lo compré por que al leerlo me hubiera deprimido imaginando que la pichona ya estaría en una tumba.

viernes, 12 de junio de 2009

Subieron más poemas sobre Lost


Kate me mola
realmente me mola
me mola mucho
como me mola kate

la rubia no está mal
¿Cómo se llamaba?

José Manuel
(Logroño)

Siguen las contribuciones de poemas malos sobre Lost

Que lejana
primera temporada
parecía una de aventuras
parecía
sólo parecía

si no fuera
por cosas como
ese monstruo humo de chimenea

y otras pavadas

era una de aventuras
con mucho verde
animales salvajes
gente salvaje
guionistas salvajes
receptores salvajes

todo fue una salvajada

quiero volver a ver
la primera temporada

Rafael

martes, 9 de junio de 2009

Otra vez a mil. Estoy preparando el proyecto para un concurso. Por ahí descanso un ratito jodiendo en faisbuk, o hago recreo y subo algo. Pero, sin tiempo. Roberto