lunes, 9 de febrero de 2009

Poemas truchos

1.
Hay días que son larguísimos,
Aunque la mayoría son cortísimos.
En un día muy muy largo
El West Ham merece ganarle al Manchester
Pero el viejo Giggs mete un gol y a cagar.
Por la izquierda recibe un pase largo
Esquiva al primer defensa
Con un movimiento hacía atrás y a la izquierda
Lo mismo hace con el segundo defensor
Al mismo tiempo que patea como si nada
Como si fuera hacer un pase corto
Y la pelota alcanza 180 kilómetros de velocidad.
En un día muy largo
Gimnasia Jujuy merece ganarle a Boca
Pero pegan tres tiros en los postes
Y Riquelme hace un taquito
Sin mirar
A Viatri
Y se acabó, aunque después descuenten.
En un día muy largo
Uno lee historia de soviéticos
En campos de concentración alemanes,
Nota que no hay nada en la heladera,
Y que apenas quedan unas galletitas saladas,
Y que por suerte queda yerba.
En días muy largos
Uno piensa muchas pavadas,
Una tras otras,
Por ejemplo por que no me compré
El blister de Kate,
Que estaba a ciento veinte,
Antes de que lo vendieran,
Uno piensa muchas pavadas,
Nada sobre el sentido de la vida
Ya es una pregunta pasada de moda
Porque todos saben
Que no hay razón para que tenga sentido
Y que las preguntas por el sentido
Son preguntas sin sentido,
Uno piensa muchas pavadas,
Pero mejor sería no hacer nada,
Poner la mente en blanco,
Blanco,
Blanco,
Blanco.
¿Cómo mierda se pone la mente en blanco?
Por favor una respuesta rápida
De no más de diez renglones.

5 comentarios:

caracol dijo...

Jamás se puede poner la mente en blanco. En algo se piensa. Algo nos ronda en la mente.

rvs dijo...

Gran Caracol: en realidad hay todo una serie de planteos sobre meditación trascendental, o intrascendental, que se supone llevan a dejar la mente en blanco. Se ve que es un gran logro. Pero todos parecen ser caminos trabajosos, por eso yo pedía una receta en diez renglones.
Un abrazo
Roberto

marcelo pont dijo...

yo siempre tuve la mente en blanco y el corazón negro!

marcelo pont dijo...

profe:
pasate por

http://laduendes.blogspot.com/2009/02/entrevista-y-convocatoria-guionistas.html

hay un reportaje sobre jiúrban y te ves involucrado!

Gavy dijo...

Podría ser en violeta claro? o algún color no muy chillón. Basta con bombardear un poco los sentidos, como para distraer la mente con placeres pasajeros. Ejem: abandonar el cuerpo en alguna playa no muy concurrida, con algo de musica y mate cerca. Sin horarios. O tal vez, esperar q caiga el sol. La mente necesita metas provisorias.