sábado, 7 de febrero de 2009

Ensayos Pijoteros: Anoche mientrás me dormía

Anoche mientras me dormía pensé en varias historias, recuerdos, que iba a escribir hoy, pero al levantarme quedaron entre las sabanas y no pude recordarlas. Nada original Borges dijo por algún lado que las mejores historias quedan en la almohada, o algo así. Anduve un rato dando vuelta por que tenía en claro que eran historias conocidas, e incluso recordé que iba a hacer la advertencia de que “a muchos de ustedes les he contado estas historias”. Pero no hubo caso. Entonces, antes de preparar mate, me puse a reubicar libros y de adentro de El sentido práctico se cayó un billete de cien pesos. Revisé con cuidado y no encontré más, y pensé que sería demente ponerme a revisar el resto de los libros suponiendo que podían haber otros que hubieran escondido dinero. Puse al libro en el estante de Bourdieu y pensé que Seba me había dicho que en una de las calles laterales estaban vendiendo soldaditos y muñecos a dos pesos. Entonces me dije que está tarde voy a darme una vuelta para ver si es cierto, el precio parece inverosímil, considerando el crédito inesperado de esos cien pesos, o quizás podría invertir en un Jack Daniel Tennessee, aunque se supone que ahora que tengo presión alta no debería.

1 comentario:

Gago dijo...

Recién consulté a Gislene y me dijo que los indios y cowboys estaban a tres y cuatro pesos, y que los más baratos de los demás muñecos estaban a dos pesos. Además hay un montón de cosas valiosas y baratas por la calle aledaña al Paseo (sobre todo discos de rock de los 70's). Espero baje su presión. Saludos