viernes, 25 de diciembre de 2009

El Viborazo (cuento de navidad)

EL VIBORAZO


Habían llegado a Córdoba, para estudiar en la universidad, el quince de febrero. El Cabezón y Mario eran de Trelew. En una pensión de Alta Córdoba habían conocido a Miguel, que era de Esquel, y habían decidido buscar un departamento en Barrio Jardín, cerca del comedor universitario.


Miguel ya hacía un año que estaba en Córdoba y era el guía. Cuando recorrían el barrio preguntando por departamentos para alquilar, Miguel le iban explicando como el avance del socialismo era inevitable y que Argentina lo sería en unos pocos años más.


Terminaron en Iponá, el barrio de al lado, y en la placita se cruzaron con un flaco, rengo, que vestía pijamas y llevaba un sachet de leche. Le preguntaron y les indico que a la vuelta había un lugar en alquiler.
El Flaco Cortona se convertiría, luego, en amigo inseparable de ellos hasta, que luego de dieciocho años estudiando se recibió y, gracias a las relaciones de un tío, se fue a trabajar de Secretario de un juzgado en el centro de Formosa, donde quedó enterrado por el resto de su vida.


Los atendió la hermana de Don Rodríguez que era el propietario de lo que antes había sido parte de una casa más grande y que para entonces eran dos piecitas pequeñas, con una viejas ventanas que uno y medio por uno, y un baño con ducha que se calentaba con kerosene. Cómo era muy barato arreglaron enseguida. Unos conocidos del padre del Cabezón les salieron de garantía. Compraron tres colchones rellenos de estopa, tres sillas y una mesa donde difícilmente podrían estudiar los tres juntos. Al mes pudieron comprar un anafe y una cocina que pusieron, sobre un cajón viejo, en la habitación de la entrada que se convirtió en living.


El Cabezón y Mario iban al curso de ingreso. El segundo día del curso bajaron en el centro y no pudieron encontrar la Facultad de Derecho, a pesar de dar vueltas durante dos horas. No preguntaron a nadie por que no querían parecer pajueranos. Finalmente se volvieron y dieron la clase por perdida en el espacio.


En realidad no tenían idea de que estaba pasando en el curso de ingreso. Durante la tarde daban vueltas por el centro. Y a la noche se juntaban con Miguel y dos amigas que vivían a la vuelta, más el Flaco Cortona, el Durmi y tres entrerrianos que vivían en un departamento al fondo, que también pertenecía también a Don Rodríguez. Se quedaban todas las noches charlando y tomando mate hasta que amanecía. Si hacía calor se sentaban todos en el cordoncito que daba a la vereda.


Por suerte para ellos se suspendió el cursillo de ingreso y entraron todos directamente. Ni siquiera se enteraron de las movilizaciones para que el cursillo se cancelara. Un buen día fueron a las clases y ya no existía más. Sacaron las libretas y ya fueron alumnos regulares.


Esa mañana de marzo los despertó temprano Miguel.


- ¡Vamos que se está armando!
- No Jodas que es muy temprano.
- ¡Dale que se van a perder la historia!
- ¿Estás en pedo? ¿Qué historia?
- Otro cordobazo. Se está armando otro cordobazo.


Finalmente se levantaron y salieron por las calles de la vía. Mario se puso lentes oscuros por que la luz le molestaba y una boina negra, como la del Che Guevara, que tenía desde que vivía en Trelew.


En las vías estaban armando una barricada. Los estudiantes llevaban los trastos viejos y gomas que sacaban afuera los vecinos, que aprovechaban para hacer limpieza. Paso un patrullero y tiro un tiro, todos se tiraron al suelo, pero se fue enseguida y hasta la noche, cuando llegó el ejército, no hubo presencia de la represión. Se arrimaron a la puerta de una casa donde una señora mostraba como la bala había dado cerca de la puerta, haciendo un agujero en el cemento. Alguno comento que era de una cuarenta y cinco. Meses después la mujer tapo el agujero con un timbre.


La barricada creció sobre las vías. Ellos sólo miraron, no por que no estuvieran de acuerdo, si no por que tenían demasiado sueño. Al mediodía pasaron por el almacén de El Mudo y compraron criollos y salame milán, volvieron a las piezas e hicieron una sanguchitos que acompañaron con mate. Luego se acostaron un rato en los colchones que estaban directamente sobre el suelo, sin sabanas ni colchas. Todavía hacía calor.


A las cuatro y algo de la tarde volvieron a salir. Todo estaba tranquilo. La barricada había dejado de crecer, de seguir haciéndolo se hubiera podido desmoronar. Y cuatro o cinco chicos y chicas daban vueltas cerca de ella como si fueran los responsables.


Había mucha gente en la calle. Caminaron cansinamente por la Valparaíso mientras Miguel le explicaba como aquello era parte del camino hacia el inevitable socialismo. A la altura de la San Juan empezaron a ver gente que iba llevando cajones de muebles, maderas, plafonds… Una chica les dijo: -Vayan que todavía quedan cosas.


Pasando la farmacia había un edificio de departamentos que estaba amueblado pero desocupado. Entraron y vieron mucha gente entrando y saliendo. Entraron por una ventana y el Cabezón observo: - ¡Camas! Justo lo que nos hace falta…


Cada uno saco un elástico de madera de las cuchetas que había una pieza y resoplando lograron sacarlas y emprendieron el camino hacia sus piezas. Iban contentos, pero se pusieron serios cuando vieron que en la entrada estaban sentados Don Rodríguez, su señora, la madre y la hermana, que los miraron serios cuando entraron.


Una vez adentro se pusieron a discutir:


- Somos unos boludos…
- Después va a venir la policía, o el ejército, y van a empezar a hacer allanamientos.
- Cuando nos encuentre los elásticos nos meten adentro.
- Mi viejo me mata.
- Encima nos ha visto todo el barrio y Don Rodríguez y su familia.
- ¡Qué boludos que somos!
- ¿A nadie se le ocurrió pensar lo que hacíamos? Si las hubieras llevado lejos de acá…


Finalmente salieron de nuevo cada uno con un elástico. La familia Rodríguez los miro sin decir nada. Los tiraron a la vuelta de la placita, en el medio de un baldío donde los yuyos tenían, al menos, un metro y medio de altura.


Sufrieron durante días pensando que en cualquier momento el ejército les tiraba la puerta abajo y se los llevaba. Pero no pasó nada. Al día siguiente de la historia de los elásticos llegó la policía y el ejército y desarmaron la barricada. Luego vinieron en un camión a limpiar.


A la semana fueron a lo del Flaco Cortona. Se sentaron alrededor de una mesa nueva, rara, no muy bien armada y tomaron mate.


- ¿Che Flaco y está mesa?
- La hicimos con tres elásticos de cama que encontramos en el baldío. Con lo que sobro fabricamos una biblioteca que está en mi pieza.

domingo, 20 de diciembre de 2009

NUEVAS ENTRADAS EN NUESTRO BLOG "EL LIBRO DE POEMAS DE LOST"

No dejen de leer las recientes entradas a nuestro blog El Libro de Poemas de Lost. Dos poemas: uno de Fernando Veríssimo (un poema de largo aliento que deja al resto tiritando) y otro -¿minimalista? del Federico Regianni (el bibliotecario premiado).

 

http://ellibrodepoemasdelost.blogspot.com/


viernes, 4 de diciembre de 2009

Regalo de cumpleaños

Es en julio, pero el día de mi primer cumpleaños como alumno de la escuela primaria no hacía frío ni corría viento. No recuerdo nada en particular de la mañana de ese día en la escuela, seguramente había ido y vuelto en el auto de Don Barila, el Director, y de Doña Barila, mi maestra, que me pasaban a buscar sobre la ruta 22. Recuerdo que era una tarde soleada cuando vi aparecer en la tranquera lo que había estado esperando: el auto de mi padre. Corrí hasta el galpón del tío Cacho tratando de ganar tiempo y allí él paró el motor y me dio mi regalo. No venía envuelto para regalo y fue mejor así. Abrazando el libro volví corriendo hacía la casa, pero no pude con la inquietud y me apoyé contra un peral y comprobé que efectivamente ya podía leer libros de puras letras sólo. Era Bomba y la Montaña Movediza, con las tapas amarillas de la colección Robín Hood y la ilustración de la tapa, repetida en la sobrecubierta, de Pablo Pereyra. Mientras leía podía oler el chocolate y la torta que había preparado mi madre, ya estaba poniendo la mesa. Todavía vivíamos en la casa chica.

El año anterior a comenzar la escuela, no existía el jardín en Río Negro, durante un mes, cada noche mi padre me había leído Bomba en las Cataratas Gigantes. Con el tiempo llegue a tener los veinte tomos de Bomba, una especie de Tarzán que vivía en la selva amazónica, aunque las historias se empobrecían a partir de que encontraba a los padres. Aun los conservo mezclados con otros libros en la biblioteca del escritorio. A veces he recordado esa frase racista de Bomba o del viejo Carson sobre una de las tribus amazónicas, inventadas por un yankee en su gabinete, cuyo lema era “No hagas hoy lo que puedes hacer mañana”.

Cuando mis hijos eran pequeños les leí en una semana el primer tomo, que se llamaba sólo Bomba, el Niño de la Selva, y Gabriel que no llegaría todavía a los tres años, dijo que era el libro que más le había gustado.


jueves, 3 de diciembre de 2009

Ensayos pijoteros académicos: DISCURSOS, PRACTICAS Y CONDICIONES DE PRODUCCION

Al que le interese la literatura buscar abajo. En las viejas entradas hay algún cuento decente.
Este texto es la respuesta a la consulta de un tesista. Los errores de redacción y ortografía (habituales por otra parte) aumentan por que el texto es casi oral. Mmm busco una figurita para ilustra.


DISCURSOS, PRACTICAS Y CONDICIONES DE PRODUCCION

Con el uso de este término estoy poniendo en conexión el concepto de “condiciones de producción” de Eliseo Verón con el de “condiciones de existencia” de Pierre Bourdieu, y al mismo tiempo con “condiciones de posibilidad”.

Comencemos planteando que toda práctica social y por lo tanto todo discurso tienen una determinadas “condiciones de producción” (“condiciones de existencia”) socio históricas, condiciones y condicionamientos sociales –que funcionan en distintos niveles macro, meso y microsocial, o a nivel del espacio social general como de los campos específicos y sus relaciones- que se constituyen en condicionamientos de las prácticas y discursos, pero también en condiciones de posibilidad de los mismos, condiciones abiertas a la construcción pero a partir de limitaciones estructurales.

Revisemos ahora a Eliseo Verón, que en el Capítulo 5 de La Semiosis Social (1993) (“El sentido como producción discursiva”, desde lo que suele llamarse una perspectiva socio-semiótica, señala:

“Una teoría de los discursos sociales reposa sobre una doble hipótesis que, pese a su trivialidad aparente, hay que tomar en serio:
a) Toda producción de sentido es necesariamente social: no se puede describir ni explicar satisfactoriamente un proceso de significante, sin explicar sus condiciones sociales productivas.
b) Todo fenómeno social es, en una de sus dimensiones constitutivas, un proceso de producción de sentido, cualquiera que fuere el nivel de análisis (más o menos micro o macrosociológico).” (Verón, 1993: 125)

Consideremos que el resultado de las entrevistas en profundidad son prácticas y son discursos, cuyo sentido trataremos de dilucidar poniendo en relación las desgrabaciones de esas entrevistas con sus condiciones de producción (con sus condiciones de existencia).

Un poco más adelante del texto citado dice Eliseo Verón:
“Las condiciones productivas de los discursos sociales, ya sea con las determinaciones que dan cuenta de las restricciones de generación de un discurso o de un tipo de discurso, ya sea con las determinaciones que definen las restricciones de su recepción. Llamamos a las primeras condiciones de producción y, a las segundas, condiciones de reconocimiento. (…)
La primera condición para hacer un análisis discursivo (y por lo tanto de las entrevistas, de las entrevistas como prácticas y como discursos a develar. Nota de RVS) es la puesta en relación de un conjunto significante con aspectos determinados de esas condiciones productivas. El análisis de los discursos no es otra cosa que la descripción de las huellas de las condiciones productivas en los discursos, ya sean las de su generación o las que dan cuenta de sus “efectos”” (Idem: 127).

En mi texto “Concepto de comunicación social” (2008) utilizo el término “condiciones de producción”, para develar las prácticas sociales -que en una de sus dimensiones son comunicación y producción de sentido- homologándolo al de “condiciones de existencia” de Pierre Bourdieu, del cual daremos referencias más adelante. Si las pensamos como “condiciones” de las prácticas me parecía más claro “de producción” que “de existencia”, aunque no hay una diferencia sustancial entre uno y otro.
Encontramos planteos similares en El discurso como práctica de Ricardo Costa y Danuta Mozejko (2001), que trabajan también con Verón y con Bourdieu, como yo lo venía haciendo desde 1995 cuando escribí la primera versión del concepto de comunicación. Así, por ejemplo, Costa y Mozekjo utilizan el concepto de condiciones de producción, haciendo referencias al texto citado de Verón en pp. 24, 66, etc. (2001)

Si homologamos “condiciones de producción” con “condiciones de existencia” de Bourdieu, podemos además de considerar los niveles micro, meso, macro de análisis, considerar los “momentos” objetivos y subjetivos del mismo análisis (si se quiere hacer cita sobre estos momentos de la indagación desde la perspectiva de Bourdieu, buscar en el libro de Alicia Gutíerrez), o sea consideramos las estructuras objetivas, lo social hecho cosas, y las estructuras subjetivas, los habitus, lo social hecho cuerpo.
Al estudiar los gustos en La distinción (1988) Bourdieu utiliza señala como los estilos de vida (se podría hablar de estilos de salud… o encontrar un término mejor, conjunto de prácticas “de salud”) se construyen a partir de las “condiciones materiales de existencia”:
“(…) lo que en realidad se afirma en esta relación es la dependencia de la disposición estética (un fenómeno de recepción de discursos. Nota de RVS) con respecto a las condiciones materiales de la existencia (estructuras objetivas. Nota de RVS), pasadas y presente, que constituyen la condición tanto de su constitución como de su realización, al mismo tiempo que de la acumulación de un capital cultural (académicamente sancionado o no) (…).” (Bourdieu, 1988: 51)

Esto se puede aplicar a las representaciones y prácticas en el campo de la salud.

Claro que hay que resaltar la importancia que da Bourdieu a las condiciones de clase:

“”(…) se hace necesario volver al principio unificador y generador de las prácticas, es decir, al habitus de clase, (aquí se ve como las estructuras subjetivas aparecen como condiciones y condicionamientos. Nota RVS) como forma incorporada de la condición de clase y de los condicionamientos que esta condición impone; por consiguiente, hay que construir la clase objetiva como conjunto de agentes que se encuentra situados en unas condiciones de existencia homogéneas que imponen unos condicionamientos homogéneos y producen unos sistemas de disposiciones homogéneas, apropiadas para engendrar una prácticas semejantes, y que poseen un conjunto de propiedades comunes, propiedades objetivadas, a veces garantizadas jurídicamente (como la posesión de bienes o poderes) (como en el caso del médico. Nota RVS) o incorporadas, como los habitus de clase (y en particular, los sistemas de esquemas clasificadores).” (Bourdieu, 1988: 99/100) (Es más acertado traducir lo que aquí figura como “esquemas” como “principios”. Nota RVS)

Más adelante, en La distinción, podemos ver como las condiciones –que llamo de producción, considerando que el término no entra en contradicción con el planteo de Bourdieu- son restricciones pero también condiciones de posibilidad:

“Esto es lo mismo que decir que inevitablemente se encuentra inscrita en las disposiciones del habitus toda la estructura del sistema de condiciones tal como se realiza en la experiencia de una condición que ocupa una posición determinada en esta estructura: las más fundamentales oposiciones de las estructuras de las condiciones (alto/bajo, rico/pobre, etc.) tienden a imponerse como los principios fundamentales de estructuración de las prácticas y de la percepción de las prácticas. Sistema de esquemas (“principios” mejor traducción. RVS) generadores de prácticas que expresa de forma sistemática la necesidad y las libertades, inherentes a la condición de clase y la diferencia constitutiva de la posición,, el habitus aprende las diferencias de condición, que retiene bajo la forma de diferencias entre unas prácticas enclasadas y enclasantes (como productos del habitus), según unos principios de diferenciación que, al ser a su vez producto de estas diferencias, son objetivamente atribuidos a éstas y tienden por consiguiente a percibirlas como naturales. (…)” (Idem: 170/171).

Para ver o citar algún otro texto de Pierre Bourdieu, podemos tomar algunas citas del capítulo “Para una ciencia de las obras” de Razones Prácticas (1997), en las que hace referencia a las condiciones también como condiciones de posibilidad:

“Los campos de la producción cultural (podría hablarse del campo o de los campos de la salud. RVS) proponen a quienes se han adentrado en ellos un espacio de posibilidades que tiende a orientar su búsqueda definiendo el universo de los problemas, de las referencias, de los referentes intelectuales (…) Este espacio de posibilidad es lo que hace que los productores de una época estén a la vez situados y fechados y sean relativamente autónomos en relación con las determinaciones directas del entorno económico y social (…)” (Bourdieu, 1997 53) (también se puede ver en p.64).

Roberto von Sprecher. Diciembre 1, 2009.

Bourdieu, P. (1988) La distinción. Taurus. Madrid.
Costa, R. y Mozejko, D. (2001) El discurso como práctica. Homosapiens Ediciones. Rosario.
Verón, E. (1993) La semiosis social. Gedisa. Barcelona.
von Sprecher, R. (2008) “Concepto de comunicación social”. Escuela de Trabajo Social. Universidad Nacional de Córdoba. Mimeo. Hay versiones anteriores, algunas en textos publicados en libros.

domingo, 22 de noviembre de 2009

Inés

Inés

Tomé el colectivo en Neuquén. Como siempre había reservado en pasillo, cerca del fondo. En mi asiento se había sentado un hombre de unos cuarenta años. Les mostré mi pasaje y le indiqué que había sacado con tiempo pasillo para poder acomodar mis largas piernas, se corrió sin decir palabra. Acomodé la mochila arriba y saqué un libro para reducir las posibilidades de mi acompañante me hablara.

Leí sin poder concentrarme mucho. Había vuelto a Neuquén después de terminar el servicio militar y ahora seguía para. No prestaba atención ni al libro, ni a los pasajeros, y, lateralmente iba viendo los álamos, que bordeaban a la ruta 22.

No quería dormir por que sabía que en Villa Regina iban a parar para que cenara alguno de los que venían viajando desde Bariloche, había que bajarse y cerraban el colectivo con llave.

Sin pensar demasiado tiempo en algo concreto llegamos a Regina. Encontré una mesa pequeña, para dos, al lado de una columna. Me senté, pedí una gaseosa y me puse de nuevo con el libro. Esta vez si me logré abstraerme y concentrarme. Estaba en eso cuando oí que alguien me hablaba. Sin mucha conciencia levante la vista. Era una chica que me pedía permiso para ocupar la otra silla y la mitad de la mesa. El lugar se llenaba y esa era una práctica normal.

Marque el libro. Ella también había pedido una gaseosa.

- Venís de Neuquen.
- Sí…
- ¿Estás estudiando en Córdoba?
- No recién estoy en cuarto de la secundaria.
- …
- Voy a un torneo de atletismo que se hace en Embalse. Me bajo en Almafuerte.
- ¿Qué haces en el torneo?
- Corro en 400 metros.

Pensé que nunca podría correr cuatrocientos metros con los dos atados de cigarrillos por día que había terminado fumando en los últimos meses de la colimba.

- ¿Y vos?
- Vivo en Córdoba. Estudio y trabajo. Ya termine Ciencias Económicas.
- ¡Uhhh! Sos un traga… ¿Y seguís estudiando?

No recuerdo bien el resto de la conversación en el bar, ni de que hablamos cuando en vez de volver a mi asiento me senté al lado de ella. Iba sola en la tercera fila. Durante veinte años he pensado sobre que hablamos antes de que le acariciara la mejilla, ya de noche y con las luces del colectivo apagadas. Pero no he podido recordarlo, ni tampoco por qué lo hice en un gesto que para mi fue puramente amistoso. Por entonces ya sabía que se llamaba Inés e Inés me dijo que le había gustado lo que había hecho. Casi inmediatamente me besó y estuvimos besándonos y acariciándonos toda la noche. Amaneció y cuando llegamos a la terminal de Almafuerte bajé un ratito y nos despedimos con un largo beso. Quede que al día siguiente iba a verla a Embalse. Me dijo la hora en que aproximadamente iba a correr.
Cuando subí los chóferes se reían y bromeaban sobre “el levante”. Me senté en el asiento en que habíamos estado juntos, todavía se sentía su olor y fui oliendo la punta de mis dedos hasta que llegamos a Córdoba.

A la tarde siguiente caminé bastante hasta llegar al complejo donde se alojaban las mujeres. Cuando entré había unos adolescentes a los que les decían que se tenían que ir por que no estaba permitida la presencia de hombres. Antes de que alcanzará a pensar nada me topé con la profesora de educación física del Nacional de Comodoro Rivadavia, donde tuve unas horas de Instrucción Cívica en el Colegio Nacional. Ella estaba apurada pero de cualquier manera charlamos un rato sobre Comodoro, le conté que ya estaba viviendo de nuevo en Córdoba y que andaba buscando una prima de Neuquén que había venido a participar en el torneo. Me acompañó a través de unas salas enormes y finalmente me dijo que preguntara por allí y se fue apuradísima. Antes que pudiera preguntar apareció Inés, me dio un beso en la mejilla y me dijo despacito:

- No me abraces ni me agarrés hasta que salgamos de acá. ¡Vamos!.

Saludo unas compañeras que se reían y no les dio tiempo para hacerle ninguna broma. Salimos rapidísimo del complejo y me hizo seguirla. En media hora tenía que correr a unos quinientos metros de ahí. Cuando llegamos nos encontramos con una pista de atletismo que estaba abajo y con una especie de cantina arriba. Me llevó a la parte de atrás se colgó de mi cuello y casi me traga la lengua. Todo el mundo estaba sobre la pista y allí estábamos escondidos. La apoyé contra la pared, con las dos manos sosteniéndole la cintura la levante y empecé a deslizar su pubis de arriba abajo contra mi sexo sin atreverme a hacer nada más. Me besó con más fuerza y al rato emitió unos sonidos raros en mis oídos, parecía que lloraba. Repetimos lo mismo un par de veces y cuando metí la mano dentro me dí cuenta que la bombacha y el jogging estaban muy mojados. La mancha se podía ver desde afuera, pero sólo prestando un poco de atención.

- Sos muy linda.
- Vos sos muy lindo. Ahora tengo que bajar a correr…
- ¿Va a correr así?
- Uuu… sí. Además anoche no creo que haya podido dormir nadie.

Dimos una vuelta como para que no se notara que salíamos de atrás de la cantina, yo me senté en una de las filas de gradas y ella bajo a la pista. Anduvo charlando por allá y por allí, mientras se corrían algunas carreras. A los quince minutos, cuando estaba un poco distraído, se alisto con una decena de chicas y antes que me hubiera acomodado ya habían concluido. Terminó cuarta. Charló un rato con las otras chicas y con una profesora y luego subió, se sentó a mi lado y me abrazó.

- En un rato tengo que volver para el complejo…
- ¿No podés venir mañana a Córdoba?
- Sí… vamos a pasar el día a Córdoba. Yo venía atrasada, por eso venía en el colectivo de línea, pero mi escuela tiene un colectivo propio. Digo que tengo que ir a ver una tía, que voy a ver a una tía, la tía… Tengo una tía en serio en Córdoba. Y voy a tu casa.

Le dí mi dirección, ella me había dado la suya de Neuquén la noche anterior. Me acompañço hasta el lugar donde paraba el colectivo que iba hasta Almafuerte. Estuvimos esperando apoyados contra un árbol.

- Vos tapame. Así… Así te hago acabar a vos también.

Pero cuando metió la mano por la cintura apareció el colectivo.

- Espero el próximo.
- No… no. Ya tengo que volver al complejo. Mañana en tu casa…

Por supuesto que al otro día no apareció y estuve esperando todo le día que tocaran el timbre. El único que tocó fue el Moncho que venía a desafiarme a un partido de ajedrez. No le conté nada por sabía que me iba a decir que esas cosas nunca pasaban y que lo había inventado. Recién al día siguiente se lo conté a una amiga y no volví a hablar del tema.

En el verano volví a Neuquén y al día siguiente me fui hasta la dirección que me había dado. Era una puerta que daba a la planta alta, a lado de una vaquería de moda. No atendieron pero me pareció escuchar que alguien escuchaba.

- Hola. Busco a Inés. Hola.
- ¡Hola!

Volví varias veces pero nunca contestaron. Me quedé esperando enfrente pero no entraba ni salía nadie. Ese verano caminé mucho pero ni noticias. Por supuesto que no la volví a ver nunca. Ha pasado tanto tiempo.

El Libro de Poemas de Lost tiene blog propio

He copiado todos los poemas publicados en www.robertovs.blogspot.com a un blog propio:



Se conservan los mismos en este sitio para no eliminar los comentarios.

sábado, 31 de octubre de 2009

Poemas truchos

Trucho por que no como medir ni rimar ni nada, son simulacros que podían haber ido en prosa, pero se ordenaron en renglones cortos.

He sido joven
tan estupido como cualquiera
a veces más
a veces menos

Como cualquiera
no podido evitar
que sin darme cuenta
pasara tiempo

sin darme cuenta
me he dado cuenta
que quien me mira
desde el espejo
no soy yo

He sido viejo
tan estupido como cualquiera
desgastandome
con un cuerpo
que obedece
piernas pesadas
reflejos equívocos

A menudo pienso
que debería haber muerto
inútilmente
como tantos
habría evitado
equivoco mandato social
de prolongar la vida
desgaste
y decadencia.

miércoles, 28 de octubre de 2009

CODIGO


Código

Apenas entre en la adolescencia y durante los veinte años siguientes, si uno, arbitrariamente, fijara el fin de eso que suelen denominar etapa, a los treinta, cometí tantas estupideces que me da vergüenza pensarlas y más aun trata de relatarlas. No eran las llamadas cagadas que suelen hacer los adolescentes, desde hacer añicos el auto del padre y salvarse milagrosamente saliendo por el único hueco que quedó en una masa de hierro retorcido. No tampoco fue que dejara embarazada a ninguna chica, lo cual justamente era imposible por el tipo de estupideces que cometía.
Por citar un ejemplo, estuve meses enamorado de una compañera de la primaria. La adoraba, para mi era un ángel, pero a medida que pasaba el tiempo no lograba avanzar en nada y me la imaginaba cada vez más perfecta. A la salida de la Escuela caminábamos hacia nuestras casas casi por las mismas cuadras, siempre por separado. Hasta que un día, con una decisión que me hizo transpirar en frío como si hubiera muerto le dije “voy con vos”. Y el pelotudo, el gran pelotudo, cuando iba llegando a la esquina donde los caminos se separaban no tuvo más feliz idea que preguntarle “¿No te querés ser mi novia?”. ¿Para que? Ni me miró, ni me contestó, siguió su camino y yo entré a mi casa con la cara tan roja que mi madre me tomó la fiebre. Seguí con fiebre durante dos meses esperando que me respondiera, aunque fuera un “no”. Un “no” hubiera significado al menos que me dirigiera la palabra, una palabra. Pero, termino el año y jamás me habló ni se digno a mirarme. ¿Debería haber acuchillado su corazón con un golpe certero, escalpado su cabello y tirado su cuerpo desmembrado y distribuido en bolsas para residuos de alta densidad, al medio del Río Negro, para que la corriente la arrastrara hasta el mar y fuera devorada por los tiburones? No lo hice. Qué desgracia que entonces no existieran Dexter ni las novelas del inspector Wallander.

Bochornos y bochornos, cuantas, negativas, cuanto desatino de enamorarme siempre de las personas equivocadas. Aunque luego tuve la certeza de que hubiera estado equivocado de enamorarme de cualquiera. No tenía posibilidad alguna.

Quizás por la falta de amores correspondido termine casándome con la primera que me dio bolilla, y para esto ya acaba de terminar la universidad. Luego llegue a la conclusión de que sólo había aceptado mi propuesta, y mantenido relaciones sexuales disimulando su asco en forma de fingidos orgasmos, para poder aprovechar la beca que acaba de recibir para ir a Italia, beca que incluía el pasaje y un sustancioso cheque de ayuda económica para la esposa. Por supuesto que apenas pasada la aduana la perdí de vista. ¿Debí ahogarla introduciendo su cabeza en el inodoro del avión y clavándole un alambre, que de casualidad estaba en el suelo en el cerebelo? ¿Debí haberla buscado y torturado durante interminables noches sin dejarla morir nunca?

De los treinta a los cuarenta viene una segunda adolescencia. Podría haber aprendido pero al parecer mi estupidez con las mujeres era congénita, genética se diría ahora. Aunque empecé a barajar las hipótesis de que las genéticamente cretinas fueran las mujeres. Pero ahora he visto las tres primeras temporadas de Dexter y la maldita rubia, que dice estar perdidamente enamorada de mi, no sabe el castigo que le espera por todos los crímenes que cometieron las que le precedieron. Claro que no es el código de Dexter, el mío es más complejo.

Foto Vivian Meir

domingo, 25 de octubre de 2009

Ensayos Pijoteros

A pena de ser tachado de clasista, después de todo todos pertenecemos a una clases, o deracista, aunque se ha comprobado que las razas no existen, puedo afirmar que científicamente se ha comprobado que el cuarteto cordobes es mierda sonora y que los que escuchan la banda de carlitos a todo volumen son seres de una inteligencia inferior a mi mi perra Titina. ¿Cómo se ha comprobado científicamente? Lo han puesto a todo volumen justo cuando iba a tener un momento de paz poniendo a Sonny Rollins. Me visto y me voy...
¿Dónde funcionara el mercado negro de misiles exocet?

viernes, 23 de octubre de 2009

RAFAEL (compilado completo)


RAFAEL

(UNO)

Ayer lo encontré en el centro. Parecía que caminara por una ciudad desconocida para él. Permanentemente miraba hacía los costados, hacia atrás, como sin hacerlo.
Nos abrazamos y lo invité a tomar un café. Creo que hacía algo más de diez años que no lo veía. Cuenta que viene al centro dos o tres veces al mes, hace los trámites lo más rápido posible y se vuelve. Su ropa parece vieja, pero no sucia ni gastada, parece de hace treinta años atrás.

Se está quedando pelado, no mira a los ojos.

Charlamos, pero no cuenta casi nada. Antes de irnos me dice que hace ocho años que Ana lo dejó y que todas las mañanas se despierta con lágrimas en los ojos. Invariablemente sueña sobre situaciones en las que estas ellos cinco, Ana, sus tres hijas y él. Las hijas van a verlo muy de vez en cuando.

Cuando lo veo irse no parece que fuera caminando por la vereda. Es como un fantasma imperceptible. (2007)

(DOS)

El año pasado, luego de casi diez años sin verlo, encontré a Rafael en el centro. Estaba totalmente cambiado, huidizo, fantasmal. Me contó que Ana lo había dejado hacía ocho años y que rara vez veía a sus hijas.
Me acordé de él por que tenía que ir a hacer una entrevista a barrio San Fernando. Yo había vivido diez años en ese barrio y salvo un par de veces, y de paso, no había vuelto. Rafael era el único de mis amigos que nunca se había ido del barrio ni de la ciudad. Revisé el mapa de la guía de teléfonos y el lugar adonde tenía que ir estaba cerca de la casa de Rafael. Busqué en la agenda el número de teléfono que me había dado el año anterior y llamé. Espere y nadie contestó, ni siquiera el contestador. Volví a llamar, no se por que, y todo fue igual. Sin embargo me había dicho que no salía casi nunca. En realidad me había dicho muy poco. Salvo que no estaba muy bien desde su divorcio.

Me bajé en la parada de San Juan y Valparaiso, para caminar un poco por los lugares en los cuales había vivido tantos años. En esa esquina habíamos hecho una barricada el 28 de junio de 1972. En lo que era un baldío había un supermercado. La calle no se llamaba más San Juan. Me metí en San Fernando y a las pocas cuadras, iba caminando despacito mirando y recordando sin demasiada nostalgia sin demasiado placer, pasé delante del pasillo que conducía al departamento de Rafael. Me detuve y dudé un rato, pero finalmente me interné en el pasillo. Si el barrio parecía otro planeta el pasillo estaba como hacía treinta y pico de años, hasta el aire parecía de entonces, pero envejecido.

En el pequeño jardín delantero crecían yuyos de casi un metro y las persianas estaban bajas. Pensé que se podía haber mudado, aunque me resultaba inverosímil, sobre todo luego del encuentro del año anterior, que Rafael fuera a moverse de allí. Apreté el timbre y lo escuche sonar. Si había luz eléctrica podía seguir ahí. Pegué la oreja a la puerta y me pareció haber escuchado un ruido casi imperceptible. Apreté el timbre de nuevo y entonces me pareció escuchar una silla que se corría. Entonces me prendí al timbre. Al cabo de lo que pudo haber sido un minuto, o dos, abrieron, apenas unos centímetros. Era Rafael que me miraba asombrado, temblando. Cuando vio que era yo abrió un poco más, pero mirando hacía atrás mío y hacía los costados como buscando asegurarse de que estuviera sólo. Vestía una camiseta vieja, unos vaqueros gastados y chancletas.
- Entra… Entra… Dale, apurate.
En cuanto estuve adentro cerró la puerta, le puso llave y dos trabas.
- ¿Qué pasa? ¿Tenés miedo de que te asalten?
- No. A mi no me van a asaltar.
Lo miré interrogativo.
- Vos sabes…
- Te llamé por teléfono más temprano.
- Escuche que sonaba. Si hubiera sabido que eras vos hubiera atendido. ¿Pero como podía saber que eras vos?
- Pero… ¿Para qué tenés teléfono si no lo atendés?
- Por Internet…
- Y la puerta tampoco atendés.
- Para que… Si nunca viene nadie.
- Pero, hoy vine yo.
- Me asustaste boludo.
El que me dijera “boludo” fue reconfortante, era como nos tratábamos cuando vivíamos ahí. Todos éramos boludos.
Decidí no insistir con lo del teléfono y el timbre. En el living estaba prendida una computadora y se olía a encierro y a papel viejo. Contra dos paredes se levantaban pilas de revistas viejas que llegaban casi hasta el techo. Casi toda eran de Columba, pero tres o cuatro pilas eran de Frontera. En el pasillo también se alcanzaban a ver pilas de revistas que por el grosor y formato me parecieron Primeras Planas.
- Todavía guardas las revistas que te regalábamos cuando nos íbamos del barrio.
- Algunos no tuvieron tiempo.
- ¿Pero que haces con todos estos papeles viejos?
- De esto vivo.
- ¿Cómo?
- Las vendo por Internet.
- Pero… ¿No trabajas más? No eras no docente en la Universidad.
- No… me jubilé hace cinco años.
- Cinco años. Si tenés la misma edad que yo y a mi me hacen falta siete años para jubilarme.
- Me jubilaron.
Me quedé mirándolo.
- Me jubilaron por invalidez.
Esperé callado a que me explicara, pero se quedo mirando en suelo y no me explicó nada. Al final me senté en la única silla que estaba delante de la computadora.
- ¡Cuidado! No vas a cerrar esa pantalla. Mejor no toques nada.
- No voy a tocar nada. Me quería sentar nomás. ¿Por qué no te haces unos mates?
- ¿Mates?
- Sí mates con yerba mate…
- Tenés razón, tenés razón… es una buena idea tomarse unos mates. Voy a lavar el mate y la bombilla y preparo unos mates.

(TRES)

Tomamos una docena de mates. La yerba era horrible. Miré el paquete, jamás había visto la marca.
- No es buena, pero es la más barata.
Dejé el paquete arriba de la mesada. Y tomé el último que era agua tibia en la que flotaban algunos palos.
- ¿Te vas a quedar unas horas en tu casa?
- Claro ¿Adónde voy a ir?
- Tengo que hacer una entrevista para un laburo de la facultad. Es a tres cuadras de acá. Tardaré tres horas, aunque a veces tengo que cortar antes y terminarla en una segunda… entrevista. Esperame que cuando termine paso de nuevo por acá.
- Claro… Sí, sí… Dale… Te esperó.

Apenas salí escuche el ruido de la llave y de las trabas de la puerta. Me costó un rato concentrarme pero finalmente logré engancharme e hice la mayor parte de la entrevista. De cualquier manera quedamos en hacer una segunda parte la semana siguiente. Me fui hasta el supermercado y compré dos paquetes de Estancia de la Merced, la única yerba que aguanta mi estomago sin que se me haga una ulcera, y una docena de facturas. No compré nada más por que pensé que Rafael se iba a poner mal. Iba a decir que no era un menesteroso, como cuando estaba quince días sin plata por que lo que le mandaban los viejos se le acababa. Pero, entonces al menos tenía seguro el abono del comedor universitario para todo el mes.

Apreté el timbre varias veces y grité que era yo. Se oyó el ruido de las trabas y de la llave girando y se asomó. Se había cambiado el vaquero por otro más limpio y puesto una camisa muy arrugada y zapatillas. Su aspecto había mejorado un poco. Se rió despacio cuando entré, pero no pude entender si lo hacía por que miraba el cambio de ropa o por otra razón.
- Ahora vamos a preparar un mate en serio.
- Dejate de joder, si yo tengo yerba.
- No te hagas problemas que la compré para mí. Después me la llevo. Las facturas son para comer acá. Yo preparo el mate. Te acordás como decía Máximo Mascheroni que había que preparar el mate. Son casi las mismas instrucciones que tiene el paquete. Llenar unas tres cuartas partes del mate, tapar la boca con la palma de la mano y darle diecisiete sacudidas para que la yerba, la parte más molida, la menos molida, los palitos si los tiene, se distribuya correctamente. Cuando lo das vuelta te asegura de que la yerba quedé inclina. Echas agua tibia por la parte que tiene menos yerba…
- ¿Alguna vez supiste algo de los Mascheroni?
- Estuve chateando hace un par de meses con Máximo. La hija más grande se recibió de Fisioterapeuta, la más chica creo que sigue estudiando. Está harto de trabajar de contador.
- ¿Y la mujer?
- Bien… supongo. No dijo que pasará nada.
- Digo… ¿Sigue casado con la chica que conocimos acá?
- Si sigue casado con ella. Percheroni ya se jubiló, aunque sigue trabajando particular. Hable por teléfono, la mujer –no me puedo acordar el nombre ahora…, era de Quilino- me digo que Percheroni se vivía acordando de la época en que era estudiante y vivía en Córdoba. Dice que vive en el pasado, que para él no había existido otra época mejor…
- Mirá vos...

Había lavado los platos y la cocina estaba más o menos ordenada. Me escuchaba con la cabeza un poco gacha y las manos entre las rodillas. Le cebé el primer mate.

- ¿Y tus chicas?
Levantó la cabeza y pareció que me miraba, pero la mirada me atravesaba y seguía.
- ¿Cuánto tiene la más grande?
- ¿Rocío? ¿Va a cumplir 17?
- Y no te viene a ayudar a limpiar alguna vez.
- No. No puede…
- ¿Cómo que no puede?
- Está viviendo con la madre en Barcelona.

(CUATRO)
- Está viviendo con la madre en Barcelona.

No le pregunto nada. Me he quedado mudo. Al rato me acuerdo y le alcanzo un mate. Ahora tiene la cabeza entra las manos casi contra las piernas y llora despacito. Se pasa la palma de la mano izquierda por los ojos y está tomando el mate un rato largo. Cuando me lo devuelve no me mira.

- Se fueron las cuatros hace ocho meses.
- Eso fue poco después de la vez que te encontré en el centro.
- Sí… Sí… Ahí ya estaban preparando el viaje. La hermana la llamó a Ana y le ofreció laburar con ella. Le esta yendo muy bien y necesitaba alguien de mucha confianza. Y vos sabés… Ana hacía como veinte años que tenía un simple en la facu y estaba agotada de andar corriendo de secundario en secundario. Con la escuela de las chicas, con las chicas, había muchos gastos, y a mi me habían jubilado.

En ningún momento me explica por qué “lo jubilaron”. Me devuelve el mate. Se levanta, como dolorido, se lava varias veces la cara con agua fría en la pileta. Después se seca con un repasador y se vuelve a sentar.

- No se… yo apenas puede darles un poco de plata paro los pasajes. Ahora he empezado a vender las cosas que he amontonado durante años para poder mandarles un poco de plata.
- ¿Pero… con el cambio debe ser medio imposible?
- No… esas historietas se venden bien. Las compran de Europa. No se si son argentinos… Supongo que algunos sí por la forma en que escriben, pero hay gente que escribe en francés, italiano, algunos en inglés. Las vendo, yo las despacho y tienen que depositar en una cuenta que tiene Ana en Barcelona.
- ¿Y cómo les está yendo?
- Bien… pero va a llevar un tiempo.
- ¿Y vos que vas a hacer?
- ¿Te parece que me puedo ir? Cuando me vean en la aduana me deportan. Además nunca podría juntar guita para el pasaje. Lo que me cobro de la jubilación es una mierda. Igual guardo algo y les mando cada tanto.
- ¿Y vos con que vivís?
- ¿Yo? Yo no necesito casi nada. El departamentito es nuestro… En comida no se gasta casi nada. Internet, los impuestos… Me arreglo bien.
- Pero, no pareces muy bien.
- ¿No? ¿Vos andás bien?

Me quedo pensando. Tomo un mate. Me apoyo en la mesada.

- No se… pensaba que andaba como el culo, pero me parece que estoy mucho mejor que vos. Si mis hijos se fueran a vivir a otro lado no se que haría…
- No se que haría… no se que hacer… me parece que no puedo hacer nada.
- ¿Y no se lo dijiste a Ana?
- ¿Qué le iba a decir que siguiera laburando acá, como una estúpida, para cagarse de hambre? No… no… les dije que se fueran.
- ¿Y ahora?
- No se… está bien, está bien que se haya ido. Yo me tengo que joder y no se como hacer para juntar más planta para mandarles. O si no hubiera sido tan idiota en la vida podría estar todavía con ellas o me podría haber ido a vivir también allá. Pero no les podía decir que se quedaran acá a seguir jodiéndose.

Me siento. Pongo a calentar más agua y cambio la yerba.

- ¿No te hacía mal el mate?
- No… esta yerba no me hace mal…. Sabés… yo también me separé… no me separé… Virginia me dejó… se fue y todavía no entiendo muy bien por qué. O sí… no se… sí se… soy un boludo, siempre he sido un boludo. Se fue por que soy un boludo, un reverendo boludo. Ahora laburo todo el tiempo, no salgo nunca salvo con los chicos… no tengo ganas de ver a nadie…
- Siempre laburasté todo el tiempo…
- Sí… como un reverendo boludo…


(CINCO)

Cuando me fui le dije a Rafael que en cualquier momento me daba una vuelta. Aunque sabía que no iba a hacerlo. El también prometió visitarme. Aunque también sabía que no iba a hacerlo.
En el colectivo pensé lugares comunes como que la vida que esperábamos tener en los setenta no era la que habíamos obtenido o que la vida no había resultado lo que nos prometían.
Entre a mi departamento y me dí cuenta de que estaba más despelotado y sucio que el de Rafael. Salvo yo nadie había entrado en él durante los últimos dos meses.
Antes que nada prendí la computadora y conecté Internet.

2009

Foto Vivian Meir

Faiscuento. Nunca más la vi.

Luego de la tercera vez que me desperté y volví a dormirme no pude recuperarla más. Era tierna, cariñosa y me abrazaba. Yo acariciaba su piel suave, despacito, amorosamente, con la yema de los dedos. Estaba preocupado por su ingreso a la facultad.

Ensayos pijoteros

Leer a La novela luminosa de Levrero me está haciendo bien. Hoy logré levantarme a las 17 Hs. Pero el mundo ha cambiado y parece que se viene el Apocalipsis: cuarenta grados.

viernes, 9 de octubre de 2009

Ensayos pijoteros

Las clases, en especial en primer años, terminan destruyendo la garganta y el cerebro de los docentes. Tengo la garganta destruida y el... ¿Cómo era que se llamaba?

Ensayos pijoteros

El trabajo académico cotidiano y el vivir en Argentina produce paranoia. Estoy paranoico.

Ensayos pijoteros (luego de largo tiempo)

El trabajo académico cotidiano seca el cerebro. No puedo decir mucho más por que se me ha secado el cerebro.

sábado, 19 de septiembre de 2009

Por fin... es absolutamente cierto que Africa ha sido excluida del reparto. Recién luego de 12000 entradas tengo una de Africa (de Angola).

jueves, 10 de septiembre de 2009

LIBRO DE POEMAS DE LOST: FEDERICO REGGIANI, POEMA EXTRAVIADO POR DOS MESES...


Te regalo a Kate
por Valentina
Te regalo electrones que rebotan y brillan
por tinta negra y analógica.
Las posibilidades son las mismas

Federico Reggiani

martes, 8 de septiembre de 2009

Berreta

Muy berreta
soy
tengo callos
en la garganta

No me dirijan
la palabra

También tengo albañil
demoliendo la casa.

domingo, 23 de agosto de 2009

Garganta

Me duele la garganta.
mañana mañana tarde y noche
no es un poema
son clases
mañana tarde y noche
y siempre me duele la garganta
y no se para que me quejo
igual será
mañana tarde y noche.

No es un Haiku, si no un heiku supongo.

viernes, 14 de agosto de 2009

VIDA DOCENTE: EL METODO GARCIA.

EL METODO GARCIA

Miguelito García, hace unos cuantos años, ideo una singular forma de evaluar exámenes. Para evitar los inventos delirantes en los que algunos alumnos y alumnas frecuentemente incurrían, Miguel construyó un sistema por el que se le restaban puntos a los alumnos por “barbaridades”, “inventos sin sentido”, etc.

Unos años después aplicando el método García me encontré con un examen de delirante e incoherente invención de una alumna, que aplicado el sistema, mereció una nota de -8 (menos ocho) puntos. A la semana siguiente entró como una tromba a reclamar por su nota con uno del centro de estudiantes como guardaespaldas.

Roberto von Sprecher

LIBRO DE POEMAS DE LOST. Bestiales intentos de haiku.


No es que sea tan bestia, aunque en muchos campos lo soy. Como el Reggiani y La Perla haikus componen busqué en wikipedia, en spanish y en inglé, para algo más sabé y con unos probé. Medio raro salió y antes mi rima de Calamaro pareció.

1.

Llega en verano
otoño marchasé
espero otro año.

2.
Ground control
to Major Tom
algo de Lost.


3.
Life on Mars
Lost so near
Lost so far.


4.
Oiga por favor
Hermanos Calatrava
Life on Mars versión.

5.
Kate – guey
that is dash
Kate – very guay.


Mierda, después de la primera me olvidé de la estación... y de la cantidad de silabas.

Roberto von Sprecher

jueves, 13 de agosto de 2009

LIBRO DE POEMAS DE LOST: UN HAIKU


"Lost,Lost,Lost
Siempre supera toda nuestra imaginación
Mirá siempre Lost"

La Pelada

domingo, 9 de agosto de 2009

Faiscuento: PESADILLA

Pesadilla

Soñé que los alumnos empezaban a mandarme mails a mi correo privado. Soñé que una alumna me llamaba por teléfono a las once de la noche para preguntarme a que hora era el examen del día siguiente. Soñé que los alumnos nos empezaban a putear en los post del blog de la Cátedra cuando adherimos al paro. Soñé que un grupo de alumnos irrumpía en mi casa a las diez de la noche para que les ayudara a hacer un práctico de otra materia. Soñé que hacia comentarios en Historietas Reales y me encontraba con alumnos posteando sobre la misma página. Soñé que sacaba una cuenta en Facebook y que aparecían alumnos que todavía tenían que aprobar mis materias, cuando yo creìa que ya todos los que aceptaba habían aprobado y soñé que uno de los alumnos me quería hacer un reportaje y lo pedía por el Face. No pude despertar. No puedo despertar.

miércoles, 5 de agosto de 2009

ARGENTINOS EN "TODO EL MUNDO TIENE UN PRIMO EN EL CANAL DE LA MONA"

Ando mal con las lecturas serias, literatura, la academia me tiene mal. Pero algo voy leyendo. Al mismo tiempo La Colina de Watership de R. Adams, Relatos de un cazador de Turgeniev (algo está mal escrito, pero el libro está en el portafolio), Arco iris de gravedad de Pynchon, el tomo III de los siete de La torre oscura de Stepehen King, y cada tanto agarro alguno de los excelentes libros, la mayoría poemas, que publica el amigo Andrés en TEXTOS DE CARTON (hay link por ahí al costado). Anoche estaba leyendo de a pedazos la joyita divertida del dominicano HOMERO PUMAROL que es su libro, publicado en TEXTOS DE CARTON -CORDOBA- "TODO EL MUNDO TIENE UN PRIMO EN EL CANAL DE LA MONA" y me mate de risa con el poema que transcribo (permiso Andrés):

Bienvenida Wellcome
Adaptation of a plot of W. Carlos W.

Para conseguir la llave de esta puerta
tuvo que humillarse frente a una ventanilla y pedir visa
vender un carro, dejar familia, trabajo, mujeres y amigos,
volar sobre el Atlántico, el Pacífico y hacer escala en Panamá.

tuvo que andar perdido mucho tiempo, siempre tarde,
en pesero, en metro, en taxi, con habmre, en chancletas,
hasta conseguir el primer billete bañado en salsa verde.

tuvo que andar rápido y hablar más lento hasta perder el acento
tuvo que aguantar el primer invierno de prestado sin vicios ni televisor,
hasta conseguir trabajo y dinero segura para habitación,
frazadas, televisor y una chamarra de cuero de segunda mano.

tuvo que mudarse de Amores a Dolores, de Escandón a Condesa,
del Barrio Chino al Centro, frente al Papá Jesú,
donde nunca pagó la luz, fracaso como rentista y fue acusado de argentino.

tuvo que salir otra vez sigiloso
en un camión rentado de madrugada
con corotos, biscuises, estufa y nevera,
fundas de ropa sucia y libros viejos,
una novia, tres colchones gastados y un calentador
-¿Qué se me estaba olvidando
con bombillos robados del viejo apartamento,

tuvo que pagar una fianza de 700 pesos,
convencer a la nueva casera de que no era argentino,
rogar, suplicar, llorar hasta bajar la renta a 3,500 pesos
y a un sólo mes por adelantado,

tuvo además que buscar a un cerrajero antes de que oscureciera,
quitar la chapa vieja, poner una nueva y esconder las copias.

Y si todavía no estas segura de aquí es la fiesta
deja las botellas y los cigarros y vete.

HOMERO PUMAROL (REPUBLICA DOMINICANA)
"TODO EL MUNDO TIENE UN PRIMO EN EL CANAL DE LA MONA"
TEXTOS DE CARTON. CORDOBA. 2009.
Se consigue en LLanto de Mudo, Galería Cinerama.

martes, 4 de agosto de 2009

Ratones

Tengo una bolsa llena de ratones muertos. Marcos afirma que nunca vio tantos ratones tan hechos pelota.

Por suerte con los ratones ópticos ya no se rompen tanto.

Roberto von Sprecher

lunes, 3 de agosto de 2009

FEISCUENTOS (hasta 411 carácteres)

Accidente.

El coche estaba cruzado sobre Colón pasando Cañada. El parabrisas astillado. No pude encontrar al peatón....

Roberto von Sprecher

LIBRO DE POEMAS DE LOST: MR. EKO




Mr Eko:

Me gustabas porque eras malo,
y mala era tu alma.
Pero algo te cambió en la isla:
con tus negras manos sacaste a los muertos del agua,
y en el silencio de tu luto construiste una iglesia.

(a veces pienso en esas manos)

Me gustabas por que eras negro
y negros eran tus ojos.
Me gustaba tu mirada oscura y
tan temible que hasta el mismísimo humo
retrocedió ante esa ojeada profunda.

(¿habré temido yo en su lugar? )

Me gustabas tanto,
hasta que descubrí que eras sacerdote.
Pediste que te eximan de culpa
pero sin claudicar a tu pasado.
Pobre de vos!, te moriste intentado salvar al resto,
pero sin lograrlo.

(A veces pienso que sólo vos
podrías salvar a mi alma negra.)

Poema femenino anónimo
(la autora pide fotos de Mr. Eko)

domingo, 2 de agosto de 2009

Ensayos Pijoteros

Uno de los problemas serios de éste país (si fuera un país en serio...) son los domingos a la mañana. A las diez tocan el timbre los testigos de Jehová. Les digo que han despertado a mis hijos y que no se debe molestar a la gente que trabaja el domingo a la mañana. Se van sonrientes diciendo "Que dios lo bendiga". ¿Por qué no está en el código penal esta figura?

A las once pasa el huevero con su viejo rastrojero, con el parlante a todo volumen ofreciendo treinta huevos en oferta, alternando con cuartetos distorsionados. A las once y diez el vecino de la derecha empieza a golpear la pared, debe estar cambiando los caños. Poco después el vecino de la derecha pone cuartetos a un volumen tal que escucha toda la cuadra. Si este fuera un país en serio, como Estados Unidos, alguien se subiría al techo y los asesinaría.

viernes, 31 de julio de 2009

Estuve borrado

con visitas de madre, hermana, sobrina, con preparación curso y concurso, con dictado de curso y ahora inicio de clases. De cualquier manera me quedé pensando en algo que se me ocurrió a partir de un texto de Roberto Igarza en su libro Burbujas de Ocio, sobre las micronarrativas. Si contamos los caracteres que entran en el espacio de facebook y comenzamos a escribir mini relatos...? Andrés, Diego... ???

viernes, 17 de julio de 2009

Ensayos pijoteros: siempre nos equivocamos.

Cuando estaba en los últimos años de la primaria soñaba con que alguna de las chicas que me gustaban se enamorara de mí. Soñaba con enamorarme, soñaba con que me amaran. Pero siempre elegía a la chica inapropiada, o peor yo era inapropiado para todas las chicas. En vano esperé años que alguna se enamorara de mi. Ni la rubia ni la petiza. Ni la rusa ni la de pelo largo lacio.
Luego soñaba con acariciar sus espaldas, sus culos, todo lo demás. Pero tampoco la apropiada daba conmigo. Hasta que un día ocurrió. Claro que no duró mucho. Luego fueron todas equivocaciones, algunas cortas, otras largas, otras muy largas.

martes, 14 de julio de 2009

escritura literaria

“No hay mejor prueba de todo lo que separa la escritura literaria de la escritura científica que esta capacidad, que le pertenece por derecho propio, de concentrar y condensar en la singularidad concreta de una figura sensible y de una aventura individual, que funciona a la vez como metáfora y metonimia, toda la complejidad de una estructura y una historia que el análisis científico tiene que desarrollar y exponer muy laboriosamente.” (Pierre Bourdieu, Las Reglas del Arte)

viernes, 10 de julio de 2009

Lost: poema al lector


Lost
La isla
Primer campamento
18:33 p.m.

Watership
Adams Richard
La Colina de Watership

¿Quién la está leyendo?
¿El doctorcito en plan de líder?
¿La prófuga de bellos hombros?
¿El bajista drogacito?
¿El loco de los cuchillos?

No No
Nada de eso
Quien lee
malo de la serie es
malo
al menos durante estos primeros capítulos
primera temporada

Entonces el receptor suspicaz
piensa
No!
se equivocan
Este no es el malo
Lee
¿Puede que sólo el malo lea?
Ergo
¿Los buenos no leen?
Ergo
Sawyer es un héroe para todo lector
que desea
que todos sienta el placer
que el siente al leer

Lector que además
capta el mensaje de JJ Abrams
La colina de Watership
Remite a Donnie Darko
¿Recuerdan?
Donnie Darko y el viaje a través del tiempo

Entonces ya avisaban
lo que se venía varias temporadas más tarde.

Y bueno…
Hay que volver a ver desde el principio
los detalles y
volver a ver Donnie Darko.

jueves, 9 de julio de 2009

NUMERO ESPECIAL SOBRE HISTORIETAS DE DIA-LOGOS.




DIA-LOGOS ES LA REVISTA DE FELAFACS Y, HASTA NUESTRA LLEGADA, LA MAS IMPORTANTE DE LATINOAMERICA.

EN ESTE NUMERO, QUE ORGANIZO Y DIRIGIO LAURA VAZQUEZ, HAY PUBLICACIONES DE TRES MIEMBROS (Federico Reggiani, Lucas Berone y Roberto von Sprecher) DE NUESTRO EQUIPO DE INVESTIGACION SOBRE HISTORIETA, DE LA ESCUELA DE CIENCIAS DE LA INFORMACION, DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE CORDOBA.

BUENO, PASEN Y LEAN!

http://www.dialogosfelafacs.net/78/

Hay un artículo miosobre el campo de la historieta argentina desde los cincuenta, que puede servir para los alumnos del Seminario:

http://www.dialogosfelafacs.net/78/pdf/articulos/78VonSprecherRoberto.pdf

martes, 7 de julio de 2009

Reggiani columnista

Ya que tengo amigos que son buenos lectores y escritores, les recomiendo este sitio:
http://www.hablandodelasunto.com.ar/
Fede Reggiani escribe una columna los viernes y está muy buena la última sobre la aparición de un libro de Goscynni, que como ya saben guionó Asterix y vivió la "temprana edad" en Argentina.

Experimento "sociológico": conclusiones.

Después de subir un par de fotos de Evangeline Lilly, o Kate, y pasada una semana ha quedado comprobado que el número de entradas aumenta a causa de los que entran buscando imágenes suyas.
Bueno, aunque me encanta subir sus fotos, tratare de ilustrar con otros personajes los aportes al Libro de Poemas de Lost. Y de paso seguimos esperando su poema...

sábado, 4 de julio de 2009

Otra que entregar el manuscrito a la crítica de los roedores (La ideología alemana)

"Por más de una razón lo que publico aquí tendrá puntos de contacto con lo que otros escriben hoy.— Si mis anotaciones no portan ningún sello propio que las señale como mías — no quiero tampoco reclamarlas ya como mi propiedad.
Las entrego con dudosos sentimientos sobre su publicidad. Que este trabajo, en su miseria y en la oscuridad de este tiempo, esté destinado a arrojar luz en un cerebro u otro, no es imposible; pero ciertamente no es probable.
No quisiera con mi escrito ahorrarles a otros el pensar, sino, si fuera posible, estimular a alguien a tener pensamientos propios. Me hubiera gustado producir un buen libro. Eso no ha sucedido, pero ya pasó el tiempo en que yo podría haberlo mejorado." L. Wittgenstein

No pregunta

Aunque en realidad hacer la pregunta no tiene sentido.

Pregunta

¿Wittgenstein es un artista o un filosofo? ¿O un artista filosófico o al verre?

viernes, 3 de julio de 2009

58

58 años

Al Vitrola lo mataron no se donde, me contó mi madre, un hecho policial. El cabezón desapareció en marzo del 76. Aide antes de los cincuenta, una embolia culpa de la 1050. Fabio un cáncer a los 21. El Otito se tiró al canal grande. Rogelio se dio un escopetazo.
Mauricio Huichacura tomó folidol. A Eduardo, que nunca había fumando, lo mató un cáncer de pulmón, antes de los cuarenta. A Miguel, después de pelearlo treinta años, lo terminó matando el cáncer. A Atilio también, pero fue rápido.
Jaime se tiró del quinto piso. Maldonado resbaló, con la moto, en una mancha de aceite en plaza España y se reventó la cabeza.
El primer muerto que vi iba en bicicleta y había chocado con un poste de luz en la entrada al pueblo. Era navidad y llevaba un pan dulce. A la Tía Lili pude verla cuatro o cinco días antes. A mi viejo el cáncer por no ir al médico a tiempo. El tío Juan, tan joven, cuando estaba haciendo un tratamiento para dejar el alcohol. El otro tío Juan tuvo que pasar los últimos años sin una pierna, él que era hombre de a caballo.
Mi compañera de secundaria que se tiró de un edificio enfrente de la vieja Ciencias de la Información. Carlos se suicidó cuando íbamos al primer año de la facu. No recuerdo el nombre del compañero que murió en la guerra de los seis o siete días. A esta chica que fue mi alumna la mató el novio que era policía.
A Paco lo estaquearon hasta la muerte. Isolina se tiró, dicen, de un edificio en México. En la escuelita hay una larga lista, larga, de desaparecidos en la dictadura. Al hermano de la alumna rubia lo mataron en Malvinas.
El tío Carlos y la tía Vicenta se mataron en el camino del desierto y tardamos en enterarnos. El Pocholo se mató, cuando tenía catorce años y era aprendiz de mecánico, en un choque en la bajada de Chichinales, mi madre siempre contaba sobre él hermanito que se había ahogado en una acequia.
Algunos vivieron unos cuantos años y murieron más o menos tranquilamente, si se puede morir tranquilamente. Por lo general a la gente no le gusta morirse. Aunque si vivieron unos cuantos años no tendrían por que quejarse.

miércoles, 1 de julio de 2009

EXPERIMENTO SOCIOLOGICO



SUBO FOTOS DE KATE (Evangeline Lilly para los que pongan en el buscador) Y SUBEN LAS ENTRADAS DE USUARIOS QUE ACCEDEN POR BUSQUEDA DE IMAGENES... JE... JE... ES UN ESTUDIO SERIO.

CIEN AÑOS NACIMIENTO DE ONETTI

PENSANDOLO ONETTI Y MCCARTHY TIENE MUCHOS PUNTOS EN COMUN. Y BUENO CON FAULKNER YA SE SABE...
LA CRUELDAD PERO SIN SER CRUELES...
TENGO QUE ESCRIBIR EN EL OTRO BLOG SOBRE ONETTI Y SOBRE GABRIEL, NO MI HIJO OTRO, QUE NO ME DEVOLVIO LA PRIMERA EDICION DE EL CAMINO DE LOS HIPERBOREOS, DE LIBERTELLA, UNO DE MIS FAVORITOS EN LA SECUNDARIA. ESE ES UN DELITO DE LESA HUMANIDAD. NO PUEDE DEJAR DE SER CASTIGADO Y CONDENADO ETERNAMENTE.

viernes, 26 de junio de 2009

perdón me olvidé de ponerle figurita al poema de Fede



otra vez Kate

te hace gracia Kate?

la cargan por los hombros anchos
a Kate

Las piernas
de Kate
son medias fuleras

Pero que le vas a hacer...

Federico Reggiani: otra para EL LIBRO DE POEMAS DE LOST

Puedo hacer predicciones más precisas
sobre el resto de mis años por vivir
que acerca de la sexta temporada
de una serie que dan en la teve.

(O, para ser precisos,
que dan en algún lado
y que llega a mi casa
por métodos absurdos
que viaja por un cable
hasta un aparatito
y después por el aire hasta mis ojos).

Es razonable, creo.
Puedo hacer predicciones más precisas
sobre aquello guionado
por más de dos mil años de cultura
que sobre lo guionado
por cien años de un género.

Federico Reggiani

ELECCIONES

En las primeras elecciones que recuerdo, mi padre y mi madre se iban para el pueblo con el voto en blanco preparado. Tengo la sensación de que hacía frío. Se iban bien vestidos. Mi viejo con la corbata perfecta y engominado. Mi vieja seria.

miércoles, 24 de junio de 2009

AMIGO

Hoy, al mediodía, me encontré con un viejo amigo, en el centro, y tuvimos tiempo para tomar un café.
Yo sabía que estaba con cáncer y las últimas noticias eran que parecía estar bastante mejor. Como en otros casos, de otros amigos, no me animé a llamarlo ni fui a verlo, me pongo mal en esas situaciones y para que vamos a amargar más al otro.
Entusiasmado me dijo que estaba yendo a la hemeroteca de la legislatura a leer los diarios de principios de siglo, trabajando en reconstruir la historia del deporte cordobés. Me contó que cuando, en 1905, fundaron a Belgrano jugaban entre ellos por que no había otro club de fútbol. A los años se fundó Universitario y pudieron jugar con otros. Que en sus comienzos la liga de primera tenía seis equipos y la be cuatro. Por entonces cada equipo se anotaba donde le parecía que mejor calzaba.
Me contó de la muerte de su madre un día antes de que volviera de España. Había ido a visitar su familia en Málaga. Yo le hablé de los dos días que pasé en Zaragoza en la casa de un querido amigo común y hablamos él.
Era el mismo de siempre con muchas más canas. Cuando fue mi alumno creo que no tenía ninguna. Puede que algunas cuando hizo las rejas para casa.
Después resumió la historia de su cáncer, de las dos operaciones y de los medicamentos y me dijo que mañana le dan los resultados de los últimos análisis. Si no vuelve a aparecer nada del cáncer, como en el anterior, va a festejar.
RVS

FEDERICO REGGIANI: SIGUE EL LIBRO DE POEMAS DE LOST


"Problemas técnicos"

El único verdadero problema
para un poeta
es saber cuándo cortar el verso
y pasar al renglón
siguiente.

El único verdadero problema
para un narrador
es saber cómo hacer de Sawyer
un marido ejemplar.

Federico Reggiani

domingo, 21 de junio de 2009

Malditos guionistas


I
Vimos esta noche,
de nuevo,
de nuevo,
los capítulos uno,
dos
y tres
de Lost.

Guionistas culíados
al Sawyer que diseñaban:
patotero
paranoico
ladrón
El malo de la serie...

No sabían
como les iba a salir

Y ese Jack
una cagada presuntuosa
mejor como pelotudo en la quinta

Y la rubia tarada
perfecta en el papel
de rubia tarada


II
Y enseguida empezaban a mentir
a no contar

Lost siempre tuvo
mentiras
mentiritas
y mentirotas

jueves, 18 de junio de 2009

Libro de Poemas de Lost. Entrega del 18 de junio.


Por qué
ese comienzo
con el ojo de Jack
desmesuradamente abierto

si apenas
se había tomado
un vodka pequeñín
no como los whiskies
que pienso tomarme esta noche

Y al pobre Sawyer
lo muestran apenas un instante
diciendo claramente: este es el villano
ojo que este es un tipo mal entrazado
y seguramente torcido…

Y Jack ya se quiere versear a Kate
y le cuenta la cagada que se mandó en su primera operación
y que contó
uno dos tres cuatro cinco
y no cuenta,
sucio versero,
que fue su padre,
fantasma errante,
fue quien lo hizo reaccionar
y contar
uno dos tres cuatro cinco,
cosa que sabremos varias temporadas después

Sí… Sí…
He vuelto a ver el primer episodio
ahora en inglés subtitulado
y si uno lo piensa,
allí,
parece como si el humo negro
hubiera cagado.

Calculos pijoteros

Cálculos Pijoteros

Si enero tuvo 31 días, 28 febrero, 31 marzo, 30 abril, 31 mayo y van 18 de junio tenemos la preciosa cifra de 169 días. Esos días son los que han transcurrido desde que se inició el 2009.

De esos 169 días tres los utilicé para realizar los informes anuales de la facultad, nueve para llenar el soft para la Categorización de los docentes, veinte para preparar la parte de contenidos y las copias de certificados y trabajos para el Concurso de Teorías de la Comunicación II. Sumamos 31 días. Cifra redonda: un mes largo.

Cada día estuve con los mails dos horas diarias, de las cuales una y veinte minutos fue utilizada para resolver cuestiones de la investigación, contestar consultas que los alumnos podrían haber hecho en los horarios correspondientes en el Bar en que atiendo alumnos martes a las 18:10 Hs, para leer mails de la facultad, enterarme de que había que cambiar por sexta vez el soft para las categorizaciones. Etc.. Sumamos y obtenemos la cifra de 164 horas con 53 minutos. Los que vendrían a ser casi siete días.

Ya tenemos un total de un mes y una semana sobre casi seis meses. No hace falta que agregue el tiempo haciendo cola en el banco, en pago fácil, viajando al laburo, y los etcs que se les ocurran. En menos de seis meses un mes y siete días han sido desperdiciados. 28,48% de mi vida… ¿Y pretenden que el 28 de junio me levante y pierda dos o tres horas más?

(Cómo soy muy burro para las cuentas puedo haber cometido algún error, no quiero perder tiempo calculando si he cometido algún error)

sábado, 13 de junio de 2009

TOMB RAIDERS



Hoy tuve que esperar dos horas por un certificado y pude escribir algo...

TOMB RAIDERS

- Me voy. Ya que estoy en el centro me doy una vuelta por la de usados de la vuelta.
- Si pasas más o menos seguido se suelen encontrar cosas buenas.
- La semana pasada me compré uno de Pynchon por diez pesos.
- ¡No! ¡Qué hijo de puta!
- Yo encontré la primera edición de “Dar la cara” de David Viñas.

Cada uno rememora su figurita difícil. Andrés me acompaña, llegamos de tres zancadas y empezamos a revisar los anaqueles. Miro cuidadosamente, no a los títulos, sino a las ediciones. Los libros nuevos o las traducciones ignotas de autores con derechos vencidos en colecciones berretas no me interesan.

- La semana pasada vendieron un ejemplar de la primera edición del “Ulises” en casi medio millón de dólares. Como lo prohibieron el tipo lo había metido en una caja y ahí seguía.
- Sólo había leído el monologo de Molly Bloom. Era de esos libros viejos en los que había que cortar las páginas.
- Una amiga mía vio “La vuelta al día en ochenta mundos” en mil quinientos pesos, en Buenos Aires… Guardé el mió en una bolsita.
- Mira esta edición de Kraft de “La educación sentimental”. La tengo en Ediciones de Bolsillo. Si fuera coleccionista me la compraba para invertir. Mira la encuadernación en cuero y ha conservado la tapa original…

Miro en los cajones en donde tienen a los policiales. No hace falta moverlos, están llenos de tierra, los distingo por el formato, el tamaño… Veo un librito con tapa naranja finita.
- “Variaciones en rojo” de Walsh.
- ¡Uh! ¡Se ha muerto un viejo! Definitivamente se ha muerto un viejo…
- - ¡Seis pesos! ¡Y es la primera edición!

Seguimos revisando encuentro “Gambito de Caballo” de Faulkner en Colección Piragua de Sudamericana. Y por vicio me llevó una edición viejísima de “Una excursión a los indios ranqueles”.

- Definitivamente se ha muerto un viejo.
- ¡Qué hijos de puta! Se muere el padre, embalan toda la biblioteca y la liquidan por tres mangos.
- Sería preferible que se los regalaran a los amigos.
- No tienen idea…
- Espero que mis libros no vendan mis libros cuando me muera.
- No. Te los van a vender antes de que te mueras.

Ya no nos alcanza la guita para más. He agregado “Viaje a América de Chateauriand”, una edición del 44 con ilustraciones, y relatos de un cazador de Turgueneff en la vieja colección Austral. Pagamos y vamos saliendo.

- Me acuerdo cuando se encontraban buenos policiales en la colección Rastros. Goodis… Una vez me compré “Cosecha roja” en Rastros…
- Ahora los tipos se están avivando. A veces ponen precios altos. El otro día, en la Colón, tenían revistas Misterix de la primera parte de los cincuenta y pedían mucha guita. Decían que por Internet cuestan el doble.
- Mariano Chinelli dice que Internet ha distorsionado el mercado por que compran desde Europa con euros…
- Depende de quien los reciba y los marque. El tipo que le puso el precio al de Walsh no tenía idea.

En casa reviso los libros. Los limpio cuidadosamente. “Relatos de un cazador” tiene una firma larguísima de la que se alcanza a distinguir el primer nombre, “José”, y el segundo apellido “Marechal”. Marechal… “Viaje a América” tiene estampado un sello: “Luis Orlando Toledos y Toledo” y más chiquito abajo “Toledo”.
Había uno muy bueno, pero estaba dedicado “A la pichona más linda de Córdoba…”. No lo compré por que al leerlo me hubiera deprimido imaginando que la pichona ya estaría en una tumba.

viernes, 12 de junio de 2009

Subieron más poemas sobre Lost


Kate me mola
realmente me mola
me mola mucho
como me mola kate

la rubia no está mal
¿Cómo se llamaba?

José Manuel
(Logroño)

Siguen las contribuciones de poemas malos sobre Lost

Que lejana
primera temporada
parecía una de aventuras
parecía
sólo parecía

si no fuera
por cosas como
ese monstruo humo de chimenea

y otras pavadas

era una de aventuras
con mucho verde
animales salvajes
gente salvaje
guionistas salvajes
receptores salvajes

todo fue una salvajada

quiero volver a ver
la primera temporada

Rafael

martes, 9 de junio de 2009

Otra vez a mil. Estoy preparando el proyecto para un concurso. Por ahí descanso un ratito jodiendo en faisbuk, o hago recreo y subo algo. Pero, sin tiempo. Roberto

domingo, 31 de mayo de 2009

Lost: al Reggiani y al Cortes respondo


Ante tanta maestría,
que en el verso demuestran,
el Reggiani y el Cortes,
anonadado me siento
y si no fuera tan menso
a versear me resistiría.

Pero tan zopenco y remenso soy
que en el ruedo me presento
y digo:
esperanzas tengo
en guionistas que tanto placer me dieron.

Un altibajo en la vida cualquiera lo tiene.
Prenderé velas a San Ringo, San George,
San John y San Paul,
para que sus mentes esclarezcan
Y con una excelente temporada sexta
la situación esclarezcan
y no incurren en baratejas.

RVS

jueves, 28 de mayo de 2009

SIGUEN LOS POEMAS DE LOST


¡En tanto poeta de verdad, trucho!
Muy bueno Cortés.

Va uno mío:

Puedo vivir con la idea
de los viajes temporales
que curan todos los males
del relato.

Puedo vivir con la idea
de la carita de Kate
aunque la pobre Juliet
pague el pato.

Puedo vivir con la idea
de las trampas a traición
del guión.

Pero no sé si soporto
que me metan por orto
un fantasma que impersona
de John Locke la persona,
o el cadáver.

Federico Reggiani

El Teacher

El Teacher

El Teacher fue mi profesor de inglés en los tres primeros años de la secundaria. Todos en el pueblo lo llamaban así. Tenía una mano de madera que cubría con un lustroso guante de cuero y usaba siempre un saco marrón que hacía juego con el guante y con el color de su pelo. El teacher mientras daba clases apoyaba el libro sobre su mano inmóvil y daba vuelta las hojas con la otra.
Para las fiestas, cuando empozábamos a tirar cohetes, cuetes, y bengalas, mi madre nos advertía que tuviéramos cuidado por que podíamos perder una mano con los cohetes de navidad como le había pasado al Teacher.

El Teacher era alemán y había aprendido inglés cuando era un niño, con las tropas de ocupación norteamericanas. Comencé a dudar de cuanto inglés había aprendido cuando viajé a Estados Unidos, antes de terminar la secundaria, y nadie entendía una palabra de mi inglés. Ni siquiera lograba que me sirvieran una Coca-Cola. Eso si: el Teacher era un tipo muy tranquilo y paciente con sus alumnos.

martes, 26 de mayo de 2009

LIBRO DE POEMAS DE LOST: HOY DIEGO CORTEZ



Mi poema de Lost:


QUINTA TEMPORADA



Siento la decepción natural
de cuando supe que los padres
eran los reyes,
papa Noel
y dios.

Traté de seguir creyendo
pero me perdí
me perdí
entre tanto
viaje temporal.

Ellos mas que nadie
deberían saber
"lo hecho, hecho está"
Porque si todo sigue así
en un mes
no voy a recordar
siquiera como Juliet murió.

Si el tiempo se cambia
y la serie termina así
voy a sentir que en realidad
nunca vi nada
más que un reflejo
en un monitor apagado

y en lugar de obra maestra
tendremos un corto en youtube
una frase en un blog
un poema anotado
en el baño de la estación..

Por favor,
quiero volver a creer en los reyes
ya que no en dios
que siempre
siempre
siempre
me caerá mal.

Diego Cortes

(luego del flash atómico, que difícil escribir así por favor!)

viernes, 22 de mayo de 2009

De como mi padre me enseñó a comer chicles




En algún momento de mediados de los cincuenta mi padre me enseñó a comer chicles.

No había la variedad que existe ahora, apenas los rectangulares e inmaculadamente blancos chicles Adams en su cajitas amarilla de dos o doce unidade. Esas cajitas se podían sacudir, hacer música con ella y bailar al ritmo producido.

Fue en unas vacaciones de verano en las cuales, con el Ford 35, habíamos llegado al campo del abuelo Salis, al sur de Teniente Origone, al sur de Bahía Blanca, en la provincia de Buenos Aires.

El abuelo Salis en realidad era mi bisabuelo von Salis, pero todos le decían abuelo, ya que el abuelo Jorge von Sprecher había fallecido en 1950 ó 1951. Tenía ya casi noventa años y había sido un juerguista patológico.

En Origone había una de esas terribles sequías que allí eran frecuentes. Por suerte no había viento que moviera los enormes medanos de arena que estaban ya cerca de la casa.

Habíamos sorteado los médanos de la entrada, abierto la tranquera de alambre y estacionado el Ford cerca de la barrera de tamariscos. Veníamos de Origone que por entonces tenía ochocientos habitantes (hoy tiene doscientos). Cuando nos bajamos mi padre saco del bolsillo de la bombacha campera la llamativa cajita amarilla y la sacudió. Los había comprado sin que yo me diera cuenta. Y entonces me dio uno y me lo puse en la boca. Me advirtió que por ningún motivo lo tenía que tragar, por que si lo hacía se me podía formar una pelota de goma, elemento del cual afirmó estaba hecho el chicle, en el estomago. Me señalo que si quería que me durara más lo chupara. Sin embargo yo no resistí y apreté mis dientes sobre la crujiente capa blanca. Entonces me padre me indicó que siguiera masticando hasta que no tuviera gusto y que luego lo tirara, y me reiteró que no tenía que tragarlo. Yo seguí masticando despacio y concentrado como si hubiera crecido un par de años con ese acto.

Los chicles Adams conservaron siempre el gusto de ese verano en Origone.

(La foto de la Estación de Teniente Origone la encontré en http://www.flickr.com/photos y pertenece a Mar de Fuegitos)o Silvio Andrés Patricio Barba, de Bahia Blanca residente en La Plata)

martes, 19 de mayo de 2009

Juliet


Juliet!!

Pobre rubia

enamoradiza
sospechada
maltratada
abandonada

Cuando todo venía bien

explota un bomba atómica

a pedradas

Nueva entrega para el Libro de poemas de Lost

Si quería que Sawyer
se vaya con Juliet:
de casa al submarino
y del submarino a casa,
¿soy pequeñoburgues
o romántico?

Federico Reggiani

lunes, 18 de mayo de 2009

Casamientos

En uno de los blogs de Andrés Nieva hay un relato, muy bueno, sobre un casamiento (http://lospoetasseaburren.blogspot.com/2009/05/el-casamiento-andres-nieva-say-no.html?showComment=1242695940000#c55647220573815313529).
Subí este comentario, al escribir me acordé de aquel casamiento:

Lindo casamiento!(comentario para Andrés). Hace mil años que no voy un casamiento. En realidad nunca voy. Cuando era chico arruine parte de uno. Le pegué al hermano de la novia, no recuerdo por que, y corrí a esconderme entre los viñedos cerca del canal de desagüe(el casamiento era en una chacra). Me estuvieron buscando como dos horas, hasta que me encontraron. Escuchaba que me llamaban a los gritos, pero no iba a salir ni en pedo. Mis viejos estaban asustado por que pensaban que me podía haber ahogado en el canal.

jueves, 14 de mayo de 2009

Poemas de Lost tercera entrega o cuarta...


Anoche soñé
que
Kate
me hacía el amor

sin esa sonrisa
sin esa mirada
algo tristes

besé sus nalgas
nos abrazamos
acaricié su sexo
nos abrazamos

Sintéticamente
ocurrió así

En realidad
el sueño fue muy complejo
como todo sueño sobre Lost
en Lost

LLAMADO PUBLICO Y ABIERTO DE COLABORACIONES PARA EL "LIBRO DE POEMAS DE LOST"


Envíe sus poemas sobre Lost para el libro de poemas sobre Lost que estamos preparando. Toda colaboración es bienvenida.

Sayid! Sayid!
malditos guionistas!
que te han condenado a matar
y a que te maten las mujeres
malditos guionistas!!
(¿Algún problema con Irak?)

martes, 12 de mayo de 2009

LIBRO DE POEMAS DE LOST


APORTE DE F.R. PARA EL "LIBRO DE POEMAS DE LOST"

Tu espalda, Kate.
Siempre del otro lado,
en otra jaula.

F.R.

lunes, 11 de mayo de 2009

Poemas truchos

Estamos enamorados de Kate.
Pareciera que ella prefiere a Jack,
pero está enamorada de Sawyer
que es como ella.
A nosotros ni bola.

Poemas truchos

Te soñaba conmigo
ojos muy claros entrecerrados
te reías con el pelo sobre la cara
te escuchaba
y desperté a las dos de la mañana
y no pude recordarte.
A las tres seguía sin recordar quién eras
tan linda
"tan rara
como encendida"
y me levanté
y me preparé un vaso lleno de Jack Daniels Teneese
me senté
a beber para olvidarte
(mañana me despertaré
un poco mareado y confundido)

domingo, 10 de mayo de 2009

Ensayos Pijoteros

Dilema existencial: ¿Por que se drogan en las esquinas y no a mitad de cuadra?

Ensayos Pijotejors

En diez cuadras un taxista bajo dos de los tópicos comunes de la televisión argentina y su progresismo:

1. A los que cultivan la soja, hay que apoyarlos por que son gente que trabajan.

2. Hay que volver a poner la colimba para que no haya tantos jóvenes drogándose en las esquinas.

¿Qué hay que poner para que no haya tanto idiota dando vuelta?

viernes, 8 de mayo de 2009

Ensayos Pijoteros

En los aeropuertos no hay perros. Se trata de una afirmación falsa.
En los aeropuertos no hay perros comunes. Hay perros de clase alta que viajan en jaulas y hay perritos que con caras de simpáticos, pero pérfidas intenciones, que huelen nuestras valijas.
En los aeropuertos no hay gatos.

En los aviones puede haber cucarachas que corren carreras. Bueno... lo he comprobado empíricamente pero este comentario es muy pijotero y dejo la cuestión para otro.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Ayer a las catorce treinta conseguí salir del aeropuerto de Córdoba y a las dieciséis estaba dando clases en la unc; Estuve dando un curso en España, el problema fue atrasos en los aviones, una noche varado en Madrid y otra en Santiago de Chile. Tengo mucha noticias para este boletín, pero trabajo atrasado, clases y mañana un concurso en el que estoy de tribunal... luego habrá noticias para este boletín... Roberto

lunes, 20 de abril de 2009

HOY MURIO JG BALLARD



http://news.bbc.co.uk/2/hi/entertainment/8007331.stm

En la autobiografía editada, en castellano, este año por Mondadori, contaba al final, discretamente, que se estaba muriendo...

Un lagrimón por el pibe del campo de concentración de Shangai...

Año de mierda, Updike, Ballard...