viernes, 26 de septiembre de 2008

domingo, 7 de septiembre de 2008

CUANDO TENGA OCHENTA Y CUATRO AÑOS

CUANDO TENGA OCHENTA Y CUATRO AÑOS

Con unos amigos subimos a un tren. La imagen es de hace unos años atrás. En ella debo tener alrededor de cuarenta años. Vamos parados, agarrados de los pasamanos. El tren se detiene. Nadie lo dice, no hace falta decirlo, afuera es otra época. La chica que viene con nosotros me dice que le alcance el pañuelo a otra chica que está del otro lado para que se da cuenta de que ese pañuelo, que parece de seda, viene del pasado. Miro y casi a ras de suelo hay un conducto que comunica con el exterior, meto el pañuelo y el aire lo chupa hacia fuera.
Ahora me dice mis amigos que me miré a mi mismo en el futuro, me sugieren que aproveche para saber cuantos años voy a tener allí. Aparezco en el cuerpo de un viejito, que soy yo, que está leyendo un libro en un subterráneo muy moderno, todo de un color uniforme beige y de un plástico mullido. El viejito se siente sorprendido, pero no se asusta, cuando mi voz sale de su interior:
- ¡Tengo 84 años! ¡Y nadie me ha venido a buscar¡
Los otros pasajeros miran sonrientes al viejo que usa unos grandes bigotes, un saco marrón y parece más pequeño que lo que era a los cuarenta.
Vuelvo y pienso que no quiero llegar a vivir tanto, aunque el viejito que era yo se veía saludable y no le dolía nada. Por otra parte pienso que estaba sólo y hago hipótesis sobre que hacía viajando sólo un sábado a la madrugada. ¿Dónde estaban mis hijos? ¿Estaría definitivamente sólo? ¿Mis hijos vivirían en otro lugar, no tendrían tiempo, o venía de la casa de alguno de ellos?
“Will you still need meWill you still feed meWhen I'm sixty four”No indudablemente no. Sí a Paul ni lo alimentaron ni lo necesitaron cuando cumplió sesenta y cuatro, menos me van a alimentar o necesitar cuando yo tenga ochenta y cuatro. Lo que no entiendo es porque el viejito se sentía confortable. Después de todo ¿No es mejor estar sólo?

jueves, 4 de septiembre de 2008

1973, NOVELA POR ENTREGAS. ENTREGAS 23 Y 24.

Pasó al blog con la totalidad de lo publicado de 1973.